Los incendios forestales en Colombia suelen ser más frecuentes durante los tres primeros meses de cada año debido a las altas temperaturas y pocas lluvias que se registran en esta época.
De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales – IDEAM, el país se encuentra en la transición de la temporada seca hasta mediados de marzo del 2020 donde se presenta el descenso de las lluvias, el aumento de la temperatura del aire, la reducción de la humedad relativa, lo que favorece el aumento de la amenaza de incendios de la cobertura vegetal.
Más de 18 entidades del orden local, regional y nacional adelantan jornadas y estrategias que permitan la conservación del patrimonio hídrico, forestal y faunístico de la ciudad. El control de retamo liso y espinoso (especies altamente invasoras), el despeje de caminos, el manejo de plantaciones forestales y el trabajo articulado con la comunidad para la protección y manejo adecuado de los ecosistemas, son algunas de las acciones para evitar la ocurrencia de conflagraciones en la capital.
Los incendios forestales causados de manera accidental o intencional afectan la flora, fauna, el suelo, el agua, el aire y la salud del ser humano que se beneficia de estos servicios ambientales.
Durante los últimos diez años, en Bogotá se han presentado 6.598 eventos asociados a fuego en cobertura vegetal que han dejado una afectación de 1.652 hectáreas. Las localidades que mayor número de incidentes registraron fueron: San Cristóbal, Ciudad Bolívar y Usme.
El Distrito generó un Plan de Contingencia para atender eventos forestales (conatos, quemas, incendios) donde se establecen las diferentes acciones de reducción del riesgo, preparación, alistamiento y respuesta que puede ser consultado en: www.idiger.gov.co, este Plan señala las acciones a desarrollar por las entidades durante esta primera temporada seca del año.
Además, el Cuerpo Oficial de Bomberos, para esta temporada el Distrito cuenta con el apoyo adicional de cinco brigadas conformadas por personal de la Defensa Civil Colombiana, con el objetivo de identificar de manera temprana las columnas de humo y responder oportunamente a los eventos forestales que se puedan presentar; se dispone de seis puntos con vigías ubicados en los cerros.
De igual manera, la Alcaldía Mayor de Bogotá tiene a disposición el Centro Logístico y de Reserva dotado con equipos y elementos para la extinción de incendios.

Estas son algunas recomendaciones generales en caso de presentarse un incendio forestal

  1. Tener presentes precauciones especialmente con niños, niñas, adultos mayores y personas con enfermedades a nivel de corazón, pulmón y oculares.
  2. Mantener en lo posible puertas y ventanas cerradas y cubrir las rendijas de ventilación con trapos húmedos.
  3. No acercarse al área del incendio para evitar la inhalación de humo o la caída de cuerpos extraños en los ojos.
  4. Evitar la exposición prolongada al humo, cubrir la nariz y boca con tapabocas o un pañuelo húmedo.
  5. En caso de tener problemas respiratorios, dolores de cabeza, debilidad muscular, tos, dolor de garganta, alteración del pulso o mareos es necesario consultar con un médico e informarle que estuvieron expuestos al humo.
  6. Estar atentos a información oficial de las autoridades.
Fuente: Secretaría de Ambiente

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here