Los demandantes alegan que no se conocen exactamente las razones para realizar protestas contra el Gobierno.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca admitió una acción judicial en la cual los demandantes Rubén Darío Lizarralde, exministro de Agricultura y María Claudia Rojas Lasso, exmagistrada del Consejo de Estado, pretenden que se suspendan las marchas a nivel nacional programadas para el próximo 21 de noviembre.

La demanda asegura que no se tienen razones claras para las protestas y que llevar a cabo esta jornada sería un gran riesgo para la seguridad y el orden público, teniendo en cuenta el contexto de las protestas en latinoamérica.

El despacho del magistrado, Luis Manuel Lasso Lozano debe determinar si acepta o no las pretensiones de la acción judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here