Hoy en Momento 24 te contamos sobre 2 opciones deliciosas, saludables y muy fáciles para que aprendas a preparar leche vegetal en casa. Es la solución perfecta si eres intolerante a la lactosa o si estás buscando alternativas a la leche de vaca.

Aprende a preparar leche vegetal en casa

  • Leche de Avena

Es una bebida saciante beneficiosa para la flora intestinal que ayuda a reducir el colesterol. La avena es el cereal más equilibrado nutricionalmente por su gran aporte de carbohidratos, grasas y proteínas.

Además, es mucho más saludable que las que venden en los supermercados, ya que ésta solo lleva ingredientes naturales.

Ingredientes

  • 125 gramos de avena en hojuelas
  • 2 gramos de esencia de vainilla
  • 5 gramos miel
  • 225 agua mineral

Elementos:

  • Colador
  • Filtro de tela
  • Licuadora

Preparación

  1. Desde la noche anterior dejamos la avena en un vaso con agua, así se deja hidratar toda la noche.
  2. Al día siguiente colamos la avena y la ponemos en una licuadora junto con medio litro de agua y se licua totalmente aproximadamente por un minuto.
  3. Filtramos la leche de avena con ayuda del colador o filtro de tela para separar el líquido de los restos de avena.
  4. Luego que la leche está completamente filtrada se le agrega la miel y la esencia de vainilla eso si lo deseas, si no la puedes dejar completamente natural.
  5. Recuerda que los restos de avena los puedes utilizar para hacer galletas así que no lo deseches.
Aprende a preparar leche vegetal en casa
Aprende a preparar leche vegetal en casa

Tres obras literarias que surgieron durante el encierro de sus autores

  • Leche de almendras

Los beneficios de esta bebida son impresionantes; no contiene lactosa ni gluten, rebaja los niveles de colesterol malo, fuente de potasio, contiene mucho calcio, alto contenido en vitaminas y minerales y además es rica en ácidos grasos esenciales. Y aquí su receta.

Ingredientes

  • 125 gramos de almendras
  • 2 gramos de esencia de vainilla
  • 5 gramos miel
  • 225 agua mineral

Elementos:

  • Colador
  • Filtro de tela
  • Licuadora

Preparación

  1. Lo primero es hidratar las almendras dejándolas en remojo como mínimo una noche, algunas personas las hidratan por 1 hora y está bien.
  2. Se pasan por un colador y se desecha el agua que se utilizó para hidratarlas.
  3. Luego las llevas a la licuadora y agregas medio litro de agua y se licuan perfectamente.
  4. Con ayuda de un filtro de tela separas muy bien los residuos de la leche.
Aprende a preparar leche vegetal en casa
Aprende a preparar leche vegetal en casa

5. Cuando ya tengas la preparación la endulzas con la miel y agregas la esencia de vainilla si así lo prefieres.

6. Recuerda que los restos de almendra los dejas secar y los puedes utilizar para hacer galletas así que no lo deseches.

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here