“El trámite ilegal no requiera siquiera saber manejar un vehículo, y por un precio de $150.000 el documento obtenido dos horas después, puede pasar los filtros de seguridad”

 

En una investigación a través de cámaras ocultas, Camila Camargo, periodista de Testigo Directo, mostró cómo funciona el mercado negro para expedir licencias o pases de conducción falsos en Bogotá.

$150.000 cuesta una licencia ilegal

“El trámite ilegal no requiera siquiera saber manejar un vehículo, y por un precio de $150.000 el documento obtenido dos horas después, puede pasar los filtros de seguridad de los agentes de tránsito y es válido tanto para carros como para motos”.

¿Se adelantó el Black Friday? Sí, ya está en Amazon, mira las ofertas

La periodista se infiltró en el negocio ilegal, ubicado en el sur de Bogotá, junto a una productora y abordaron a los vendedores ilegales, quienes les preguntaron si necesitaban alguna vuelta o trámite en específico. Cuando ellas les indicaron que querían una licencia de conducción, lo primero que les dijo uno de los tramitadores anónimos fue:

“Yo le puedo conseguir un pase, pero en el caso de un accidente o un retén grave, dígale: no tengo. De resto, funciona. Si le interesa me regala una fotico, nombre y apellido, número de cédula, RH y fecha de nacimiento”.

Trámite caro y tardado

Y es que el afán de los ciudadanos por obtener o recuperar su licencia de conducción los lleva a eludir los trámites legales que involucran hacer cursos y pagar los montos de expedición del documento, motivo por el cual estas tácticas se han convertido en una alternativa de negocio rápido y sin filas para conductores infractores o sin curso y por supuesto una mina de oro para los encargados de la falsificación.

En lo que va de 2020 las autoridades han capturado a 58 personas por el delito de uso de documento falso. Según el teniente coronel Gustavo Adolfo Blanco, jefe seccional de tránsito y transporte de Bogotá, hay características distinguibles que confirman la autenticidad de una licencia.

“El documento debe estar registrado en el Runt (Registro Único Nacional de Tránsito), donde todas la características deben coincidir con el elemento físico”, dijo el uniformado, quien además aclara que el uso de documento falso es objeto de una condena que puede oscilar entre los cuatro a 12 años de prisión.

Mientras que por la vía corriente los solicitantes de una licencia de conducción deben tomar un curso con una academia autorizada durante aproximadamente un mes y pagar por los menos $1.000.000, en el mercado negro por tan solo $150.000 los falsificadores logran emitir una licencia para carro y moto en Bogotá que puede ser carácter provisional o gestionada por intermedio de una escuela de conducción, por lo que sin hacer un curso de conducción, los infractores pagan por adelantado y en cuestión de un par de horas ya cuentan con el documento sin importar si realmente saben conducir o no.

Murió Sean Connery, el primer James Bond del cine

Buen trabajo de investigación

Cuando les fue entregado el documento falsificado a la periodista y a la productora de Testigo Directo, ambas acudieron ante autoridades forenses para verificar si el plástico presentaba o no inconsistencias.

La licencia fue analizada por la patrullera Johana Ávila, técnica profesional en documentología y forense, quien inmediatamente identificó que era falsa y no tenía validez alguna.

“En una licencia original, con un lente de aumento se puede observar el labrado de una llanta, a los costados se observa un nanotexto que debe decir Ministerio de Transporte, si hay incidencia de la luz ultravioleta en el documento se debe observar el escudo de Colombia que dice ‘Libertad y Orden. Además, al reverso debe reaccionar el bordeado de la huella dactilar”, explicó la especialista.

Por su parte, Esmeralda Prieto, representante legal del Centro de Enseñanza Automovilístico Nuevo Milenio, indica que en las academias se busca garantizar transparencia en la identidad de los aspirantes a una licencia mediante un control biométrico.

“La foto y la captura de huellas asegura la confiabilidad cada vez que un usuario vaya a iniciar clase. Si la clase es teórica, su huella confirmará que esa persona es quien inició y quien terminó la asistencia realmente. No estamos hablando simplemente de tomar un carro y salir a la calle, estamos hablando de seguridad y de vidas”, dijo Prieto.

Luego de culminar las clases teóricas, quien aspire a obtener la licencia debe pasar un examen teórico práctico donde se tiene que cumplir determinadas horas de práctica, para evaluar la competencia como conductor. Si no aprueba el examen, no se certifica la licencia al aspirante.

Murió Sean Connery, el primer James Bond del cine

Con la expedición de las licencias falsas de categoría B1 y A1 para manejar carro y moto, estos plásticos ilegítimos incluso servirían para conducir fuera del país. Por lo general, los documentos son adquiridos luego de que los ciudadanos son suspendidos por alguna infracción, no cumplen requisitos legales o físicos y se niegan a pagar cursos y exámenes médicos del conducto regular.

Con información de Testigo Directo

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here