Con el fin de evitar el transporte ilegal, la seccional de Tránsito de Bogotá ha reforzado puestos de control para salvaguardar la vida de los usuarios. El número de conductores sancionados va en aumento.

Gracias a los controles impuestos por la Policía de Tránsito para sancionar el transporte ilegal e informal, tan solo el año pasado sancionaron a más de 15.500 infractores en Bogotá y en lo corrido de este año ya son más de 600 infractores.

“Muchos de estos vehículos no cumplen con las normas técnicas, no cumplen con la revisión técnico mecánica no tienen seguros, las personas que los manejan no son idóneas”, indicó Gustavo Blanco, comandante de la seccional de Tránsito de Bogotá.

La Policía de Tránsito de Bogotá recomienda a los ciudadanos que eviten utilizar este tipo de transporte informal.

Fuente: Conexión Capital

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí