“Tuvimos un supermartes increíble. Ahora es hora de concentrarse en vencer a Donald Trump”, el exmano derecha de Barack Obama, tras agradecer a sus seguidores

Primarias Demócratas
El ex vicepresidente de Obama salió de las sombras para hoy ser el claro candidato Demócrata para las presidenciales de Estados Unidos

El ex vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden, dado por muerto hace unos días en las primarias Demócratas, tomó las riendas de la carrera este miércoles tras sus importantes victorias el supermartes frente a Bernie Sanders, y la salida de Michael Bloomberg, que le dio su respaldo.

Joe Biden da la sorpresa y gana Supermartes Demócrata

Biden, un centrista de 77 años, ganó 10 de los 14 estados en la jornada más importante de la maratón de votaciones en las primarias para elegir al rival Demócrata del presidente Republicano Donald Trump en las elecciones del 3 de noviembre.

“Tuvimos un supermartes increíble. Ahora es hora de concentrarse en vencer a Donald Trump”, tuiteó Biden, exmano derecha de Barack Obama, tras agradecer a sus seguidores.

Biden ganó en Alabama, Arkansas, Carolina del Norte, Maine, Massachusetts, Minnesota, Oklahoma, Tennessee, Texas y Virginia.

El “socialista democrático”

Sanders, un senador de 78 años que se define como “socialista democrático”, se aseguró hasta ahora Colorado, Utah y Vermont, y se quedó con California, el botín mayor de la batalla, donde lideraba el conteo.

Trump “ha violado la Constitución” Fiscales que lo acusan

“Tengo muchas razones para creer que vamos a ganar esto”, dijo Sanders en rueda de prensa, confiado de sus posibilidades de lograr la nominación presidencial Demócrata, que perdió en 2016 frente a Hillary Clinton.

Bloomberg con Biden

Biden, que busca la investidura partidaria tras fracasar en 1988 y 2008, obtuvo el respaldo del multimillonario Bloomberg, quien abandonó la contienda presentándolo como el “mejor” candidato para que los demócratas recuperen la Casa Blanca.

El exalcalde de Nueva York, novena persona más rica del mundo en 2019 según Forbes, gastó cientos de millones de dólares en las primarias Demócratas, pero cuando finalmente se estrenó en las urnas el supermartes sólo ganó en el territorio no incorporado de Samoa Americana.

“Hace tres meses me postulé para presidente para derrotar a Donald Trump. Hoy me voy de la carrera por la misma razón”, dijo, al sumarse a la campaña de Biden, líder del ala moderada del partido.

Protestas en Chile esta semana dejan 283 detenidos

Biden agradeció ese respaldo. “Esta carrera es más grande que los candidatos y más grande que la política. Se trata de derrotar a Donald Trump, y con su ayuda lo haremos”, tuiteó.

Biden, que encabezaba los sondeos nacionales en las primaras Demócratas hasta que Sanders lo destronó a fines de enero, había quedado rezagado tras pobres resultados en Iowa, New Hampshire y Nevada, las primeras contiendas.

Pero ganó impulso al arrasar el sábado en Carolina del Sur gracias al voto negro. Y el lunes su candidatura recibió el respaldo de tres antiguos rivales: Pete Buttigieg, Amy Klobuchar y Beto O’Rourke.

Warren, a nada de retirarse

“Fue un gran resurgimiento para Joe Biden, un resurgimiento increíble cuando uno lo piensa”, dijo Trump a periodistas, luego de burlarse en Twitter de los dos perdedores de la víspera: Bloomberg y la senadora progresista Elizabeth Warren.

Warren, de 70 años, llegó a ser favorita en las encuestas, pero el martes no triunfó siquiera en su estado natal de Massachusetts.

“Hablamos por teléfono hace unas horas y lo que la senadora Warren me dijo es que está evaluando su campaña”, dijo Sanders en rueda de prensa en Vermont. “Creo que es importante respetar el tiempo que necesita”, agregó.

Tan a la izquierda “que da miedo”

Si Warren pone fin a su carrera, enfrentará la presión de respaldar a Sanders, cuyas ideas son más radicales que las de ella, o a Biden, que representa el poder tradicional del Partido Demócrata.

Muchos Demócratas temen que Sanders esté demasiado a la izquierda para ganarle a Trump. Pero la mayoría de las encuestas nacionales muestran a Biden y a Sanders varios puntos por encima del Mandatario en caso de enfrentamiento.

Trump, que no ha cesado de decir que los líderes partidarios que participan en las primarias Demócratas quieren robarle la elección a Sanders, insistió en que algunos de los operadores de la campaña de Biden “están más a la izquierda que Bernie”. “Da miedo”, dijo.

Señaló además que si Warren hubiera abandonado la carrera y endosado la postulación de su colega izquierdista, como le pasó a Biden, Sanders podría haber ganado “muchos estados”.

¿Las minorías con Biden?

Biden probó su arraigo en grupos demográficos clave para un triunfo Demócrata, como la comunidad negra. Pero sorprendió al ganar en Texas y Carolina del Norte, donde pesa el voto latino, y en estados de mayoría blanca en noreste y Medio Oeste del país.

“Esperábamos un aumento, pero lo que tenemos es un tsunami”, tuiteó el analista David Axelrod, jefe de estrategia de las dos campañas presidenciales de Obama. “Es una nueva carrera. Completamente” en las primarias Demócratas.

El 90% de la población mantiene algún prejuicio sobre las mujeres

A pesar de su avance, Biden debe conseguir los 1.991 delegados necesarios para asegurar la nominación demócrata en julio. La contienda sigue el próximo martes en otros seis estados -Idaho, Dakota del Norte, Michigan, Misisipi, Misurí, Washington- y luego, el 17 de marzo, en Florida, Arizona, Ohio e Illinois.

La congresista de Hawái Tulsi Gabbard, de 38 años, quinta aspirante demócrata y última por lejos en los sondeos, no despuntó tampoco como era esperado. Pero logró un delegado, con lo cual podría participar en el próximo debate televisado.

Con información de AFP…

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here