“No es justo que si uno tiene una cita no lo dejen entrar, que lo vacunen y salga rápido y no se presenten estas congestiones”

 

Si esto pasa con los adultos mayores… Colas de hasta dos horas, total incumplimiento en los protocolos de bioseguridad, aglomeración en sitios cerrados y tardanzas innecesarias. Eso hallaron adultos mayores de 80 años de edad cuando intentaron cumplir con su cita para “salvarse” del Covid-19 en la sede el La Nueva 1A IPS, en Chapinero, Bogotá.

Adultos mayores sin protección

Llegaron las dosis a Bogotá y comenzó la vacunación

Según lo reseña RCN Radio, muchos de estos abuelos fueron convocados a la vacunación apenas horas antes, por lo que tuvieron que correr para llegar a la cita desde los lugares más lejanos de la ciudad a la Av. Caracas con Calle 52, lugar de la sede de esta IPS.

“La trajimos en silla de ruedas. Dos horas haciendo fila; no es justo lo que están haciendo con nuestros ancianos, mucha desorganización, no planificaron la vacunación”. Así lo detalló Guillermo Olaya, quien llevó a su madre de 96 años de edad con Alzheime.

Así será la distribución de las vacunas Sinovac en Antioquia

Agregó así que “a mí hermana le llegó la citación ayer a las 6 de la tarde, diga si o no, ella hizo todas las vueltas para que las vacunarán en la casa pero no fue posible, nos tocó venirnos desde la Calle 170, detrás del Éxito”.

Desorganización y excusas

Otro testimonio tomado por la emisora lo relata Teresa Toquica, de 84 años de edad, quien recibió la notificación de que debía vacunarse en esta IPS a las 9:00 de la mañana junto a su esposa de 84 años, pero ‘oh sorpresa’, no fue atendida a esa hora.

“No es justo que si uno tiene una cita no lo dejen entrar, que lo vacunen y salga rápido y no se presenten estas congestiones; aquí hay personas mayores que nosotros, ahorita comienza ese solazo y uno afuera”, dijo la señora comprensiblemente molesta.

Suspenden aplicación de 5.777 dosis de vacuna Sinovac en el Tolima

¿Bogotá no estaba preparada?

Otros testimonios hablan que los devolvieron de la IPS con la excusa de que las vacunas se habían terminado, lo que denota una “falta de organización” de mayúsculas proporciones que pone a los adultos mayores en grave peligro.

Abuelos con tanques de oxígeno, problemas de movilidad y cualquier cantidad de comorbilidades se vieron obligados a soportar el duro clima de Bogotá, aglomeraciones, colas, malos tratos y desplantes para poder vacunarse contra el Covid-19 y muchos siquiera lograron ponerse la dosis.

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here