“Yo quería que si la niña no despertaba, que me ayudara (Nilson) a llevarla al hospital, a la Policía, algo tenía que hacer”

 

Carolina Galván, madre de Sara Sofía, la pequeña desaparecida desde enero de este año, se desmintió a sí misma al salir de prisión -por apenas unos minutos- este fin de semana al asegurar que ella nunca vendió a su hija.

Caso Sara Sofía: Vuelven a ordenar libertad de investigados

Cuando salió de la cárcel y antes de ser recapturada el diario El Tiempo logró hablar con ella y preguntarle detalles importantes sobre el hecho que mantiene el destino de la bebé en el desconocimiento de todos.

Sobre por qué dijo que la había vendido respondió que Nilson Días -su pareja sentimental- la intimidaba “para que cambiara la versión, que no dijera que la niña estaba en el caño, porque supuestamente él la había tirado en el caño, y que dijera que fui yo. De tanto miedo de que algo me podía pasar terminé culpándome”.

Caso Sara Sofía: Recapturan a Carolina Galván y Nilson Díaz

Entonces, según ella, Sara Sofía sí estaría muerte. “Yo me sentaba a llorar y lo único que quería era salir corriendo, lo que pensaba es que la niña estaba muerta. La dejamos media hora a ver si reaccionaba sola, él la cogió con una cobija azul oscura, la envolvió y la metió en un costal, y la dejó en la sala y yo no podía dormir por eso”, expresó Galván visiblemente atormentada

Agregó que “me decía (Nilson) que no fuera a decir nada. Al otro día no sabía ni qué hacer, le dije: ‘Yo me la llevo con mi hermana, pero digámosle a ella’, porque no me siento capaz de decirle a la Policía ni sacarla sola, que vengan hasta acá y que se hagan cargo de lo que está pasando'”.

Carolina Galván confesó que ha intentado suicidarse

“Yo quería que si la niña no despertaba, que me ayudara a llevarla al hospital, a la Policía, algo tenía que hacer”, señaló Carolina Galván.

Y esto no lo hizo porque “él (Nilson) me dijo que no dijera nada, porque me iba a atacar, a causa de eso. Me sentía atacada, mi corazón sentía que algo iba a pasar, me daba miedo que él se metiera conmigo”.

Fiscalía descarta que Sara Sofía fuera vendida o regalada

Carolina Galván asegura que el 29 de enero fue la última vez que vio el cuerpo de Sara Sofía. “El viernes por la mañana la vi, por la tarde ya no estaba. Estaba acostada envuelta en un costal, que para sacar a botarla. Yo dije por qué voy a botar a mi hija a la basura, le dije (a Nilson) que no porque no era un animal. Él la sacó porque el viernes yo salí a las 7 de la mañana y la niña estaba ahí”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here