Este fue uno de los cambios que trajo la reforma tributaria que fue aprobada en diciembre en el Congreso, el aporte a la salud de los pensionados, el cual, en un principio el Gobierno quería que disminuyera de 12% (tarifa que se mantenía en 2019) para dejarla en 8% en 2020 y 4% en 2021.

En la ley quedó planteado que los pensionados que devenguen una mesada, es decir, lo correspondiente a un salario mínimo mensual legal vigente (Smmlv), que a partir del presente año quedó pactado en $877.803, se les reduzca gradualmente la porción que cotizan a salud, quedando así: entre 2020 y 2021 deberán descontar 8% de su ingreso total, y a partir de 2022 4%.

Es decir, si los ingresos de un pensionado son iguales o menores a $877.803 deberá pagar $70.224 por aportes a salud, es decir 8%. Si los ingresos son iguales a $877.804 y van hasta los $1.755.606, lo correspondiente a dos mesadas, deberá pagar 10% de su ingreso mensual, que quedaría entre $87.780 y $175.560.

La última tarifa es de 12%, y esta será para aquellos pensionados que devenguen un monto superior a dos salarios mínimos, es decir, más de $1.755.607, por lo que los pensionados con ingresos iguales a superiores a este monto deberán pagar al rededor de $210.672 por aportes a la salud.

Fuente: La República

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí