La víctima es una mujer de 24 años, que visitó el municipio de Útica, Cundinamarca, para practicar deportes extremos y conocer el pueblo pero fue atacada con un machete

 

El grave hecho de acoso y violencia de genero sucedió en el municipio Útica, Cundinamarca cuando una mujer de 24 años en compañía de su novio y dos amigos se disponían a pasar el fin de semana del 17 de octubre en este municipio el cual es conocido por la práctica de deportes extremos.

Nuevo caso de violencia contra la mujer en Útica, Cundinamarca

La pareja de la víctima informó que cuando ellos llegaron a la finca donde habían reservado el alojamiento, fueron recibidos por la dueña del lugar, quien los ubicó en la zona para acampar. Sin embargo, decidieron salir de la finca sobre las 7:00 p.m. rumbo al pueblo para conocerlo mejor y aproximadamente una hora y media después, su novia decidió devolverse a la finca porque se sentía indispuesta.

Sin embargo, en el trayecto de regreso, de aproximadamente tres calles, la víctima fue interceptada por un hombre, un veterano labriego de aproximadamente 50 años que salió de entre unos matorrales y la acosó verbalmente. Cuando ella reaccionó, el victimario sacó un machete y amenazó con atacarla.

La reacción de la mujer al entrar en pánico fue regresar corriendo a la plaza municipal, se resbaló y el hombre sin motivo alguno la atacó con el arma propinándole múltiples heridas en su cabeza, pie, espalda y brazos.

El victimario, al parecer en estado de alicoramiento, utilizó el machete y acabó cortándola de gravedad en la mano izquierda. Pero la mujer logró retornar a lugar donde estaban su novio y sus amigos, quienes reaccionaron de inmediato llevándola al centro asistencial más cercano, sin embargo, por la gravedad de las heridas fue remitida a un hospital en Bogotá.

Ya en el centro médico los médicos aseguraron que no había nada que hacer y tuvieron que amputarle cuatro dedos de su mano izquierda. Mientras tanto, la mujer se recupera de las demás heridas en el hospital San José de la capital.

Según el coronel Javier Aya, subcomandante de la Policía de Cundinamarca, la fuerza pública logró atrapar al victimario en flagrancia con un arma cortocontundente, gracias al pronto llamado de la ciudadanía del municipio de Útica.

Últimas noticias:

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here