El ministro del Interior, Gérarld Darmanin, denunció en la red social Twitter el “salvajismo” de algunos que provocó heridas a 16 agentes, daños materiales en 12 establecimientos y la quema de una quincena de vehículos

 

La derrota del París Saint-Germain (PSG) en la final de la Champions League contra el Bayern de Múnich (0-1) la tarde del domingo no fue bien digerida por algunos, que provocaron disturbios en diversos puntos de la capital de Francia, lo que se saldó con 148 personas detenidas, de las cuales 108 pasaron la noche en los calabozos policiales.

Según los datos ofrecidos este lunes por la Prefectura de Policía, se produjeron enfrentamientos entre fuerzas del orden y manifestantes violentos cerca del estadio del PSG, el Parque de los Príncipes, donde el club había organizado una retransmisión en pantalla gigante del partido reservada a 5.000 personas.

El Bayern, rey de Europa, se llevó el título de la Champions League ante el PSG

También hubo choques cerca de los Campos Elíseos, que las autoridades habían cerrado al tráfico para facilitar una eventual celebración manteniendo las distancias de seguridad requeridas para evitar la trasmisión del coronavirus.

En el entorno de esa avenida, los manifestantes violentos incendiaron vehículos, destrozaron escaparates de tiendas y procedieron a robos.

El ministro del Interior, Gérarld Darmanin, denunció en la red social Twitter el “salvajismo” de algunos que provocó heridas a 16 agentes, daños materiales en 12 establecimientos y la quema de una quincena de vehículos.

Durante varias horas, los manifestantes arrojaron piedras y botellas a las fuerzas del orden, que respondieron con gases lacrimógenos y pelotas de goma para disolver a los grupos.

La Prefectura indicó que los agentes impusieron, además, 404 sanciones a personas por no llevar la mascarilla, medida que había sido impuesta como obligatoria en los Campos Elíseos.

Con información de EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here