«Pienso que es totalmente inapropiado proponer una ANC para reformar la justicia a causa de una decisión judicial puntual al jefe de un partido político de la coalición de Gobierno»

 

El abogado constitucionalista Juan Manuel Charry habló con Momento24 acerca de la Asamblea Nacional Constitucional (ANC) propuesta por el Centro Democrático en las últimas horas a raíz de la orden de detención del senador y expresidente de la República, Álvaro Uribe Vélez.

Iván Cepeda: Llamado a Constituyente de Centro Democrático es un grito desesperado

Asimismo comentó la tan mentada y para muchos necesaria reforma a la Justicia y sobre el proceder de la misma en el caso del también líder natural del Centro Democrático.

  • Momento24: ¿Una Asamblea Nacional Constituyente es la mejor vía para proceder a la reforma a la Justicia que ahora está exigiendo con mayor ímpetu el Centro Democrático?
  • Abogado Juan Manuel Charry: La vía para hacer la reforma es la Asamblea Constituyente, porque el Congreso de la República, que tiene facultad para reformar la Constitution es un órgano super controlado por la Rama Judicial. Tienen, los congresistas, fuero penal ante la Corte Suprema de Justicia, lo que estamos viendo en el caso del senador Uribe; están sujetos al control del Consejo de Estado con la pérdida de investidura, que se tramita en esa jurisdicción; y sus decisiones, o sea las leyes y actos que reforman la Constitución, los controla la Corte Constitucional, entonces, pedirle al Congreso que reforme a sus controladores pues genera una confusión de intereses y de relaciones que hacen muy difícil la reforma constitucional.
  • Momento24: ¿Es el momento indicado para sacar una reforma constitucional que tendría claramente el rostro del expresidente como portada principal?
  • Juan Manuel Charry: Pienso que no, pienso que es totalmente inapropiado proponer una ANC para reformar la justicia a causa de una decisión judicial puntual al jefe de un partido político de la coalición de Gobierno, además en una circunstancia de pandemia, de Emergencia Sanitaria, con Emergencia Económica, con una crisis de ingresos del Estado generada por los bajos precios del petróleo. Me parece desde todo punto de vista equivocado generar más polarización y enfrentar al Poder Constituyente derivado del  Congreso con la Rama Judicial.
  • Momento24: ¿Con unas reformas tributaria y política en ciernes, una Asamblea Nacional Constituyente no se prestaría para cambiar radicalmente la Constitución vigente?
  • Juan Manuel Charry: No, ese es un falso temor que se justifica en antecedentes histórico, porque ha ocurrido, pero en este caso el Constituyente del año 1991 previó la posibilidad de una ANC que tiene que ser convocada por ley, esa ley tiene control de de constitucionalidad, sus integrantes deben ser elegidos popularmente y el acto de reforma que produzca también tiene control constitucional, así que es prácticamente imposible que esa asamblea se salga de su cause inicial porque está sujeta a controles judiciales y a controles políticos.
  • Momento24: ¿Si el Centro Democrático va de frente con esta propuesta en el Congreso de la República y de hecho se apruebe de la manera más rápida posible, qué cara la estaría dando la justicia colombiana al mundo con una Asamblea Nacional Constituyente con el nombre y el apellido de Álvaro Uribe.
  • Juan Manuel Charry: La verdad no creo que sea un proyecto que prospere, me parece que ha sido fruto de la calentura que generó la decisión judicial y del ahondamiento de la polarización política. Pero no tendría presentación si prosperara, no se debe convocar una ANC por una decisión judicial puntual.
  • Momento24: ¿Cree que la medida de detención preventiva contra Álvaro Uribe fue una decisión más política que jurídica?
  • Juan Manuel Charry: Desde el punto de vista legal es posible, el juez tiene la facultad de dictar medida de aseguramiento. Desde el punto de vista de un contexto histórico y político, rompe con una tradición jurídica; los presidentes de la República de Colombia pues han sido objeto de juzgamiento, de investigación ante la Comisión de Acusaciones sin que nunca haya habido una medida de aseguramiento, no está prevista de hecho, de manera que aquí la coyuntura ha sido excepcional; por un lado porque tenemos a un expresidente de la República que funge como Senador y lo están investigando como Senador, pero se está generando y desconociendo el fuero presidencial que tradicionalmente en Colombia ha tenido muchos efectos políticos de tratarlo con cierta dignidad y darle cierto tratamiento. Aquí se está rompiendo por primera vez con esa tradición y desde ese punto de vista ha generado un efecto político muy grande.
  • Momento24: ¿Se le estaría negando el debido proceso a Álvaro Uribe como lo han reiterado varios congresistas del Centro Democrático en las últimas horas?
  • Juan Manuel Charry: No, no conocemos el proceso para decir ese tipo de afirmaciones, no tengo elementos de juicio para hacer esa afirmación, lo que sí puede decir es que hay un contexto que hace que tenga que ser mucha más celosa la Corte Suprema de Justicia. Un contexto que digamos demanda más garantías y transparencia.
  • Momento24: ¿El senador Uribe podría pagar con cárcel los crímenes que se le están indilgando?
  • Juan Manuel Charry: Desconozco las sanciones que están previstas para los delitos que se le investigan, yo creo que son obstrucción a ls justicia y un tema de un soborno, pero muy probablemente sí sean privativos de la libertad, aunque no sé si tengan beneficios.
  • Momento24: ¿Qué opinión le merece que en este momento haya congresistas de Las Farc libres y el expresidente Uribe detenido en su casa?
  • Juan Manuel Charry : Pienso que es una de las contradicciones que no tendrían qué producirse y lo que demuestra es que algo no quedó bien diseñado en los acuerdos con Las Farc, porque genera contradicciones que para el común de la sociedad son de difícil entendimiento. O sea, entender que personas que delinquieron, que ahora se someten a una justicia especial que no ha operado, casos como el de ‘Jesús Santrich’ (…) hace que uno no entienda las simetrías que están ocurriendo jurídica y políticamente. El proceso de paz, en una mirada esprevenida pareciera funcionar al revés, que quienes se opusieron a la insurgencia y le aplicaron la defensa del Estado terminan enjuiciados por otros delitos y quienes deliquieron y fueron objeto de amnistía y de perdón estatal, excepto por crímenes de guerra, aún no responden porque esa justicia especial no ha funcionado diligentemente».

Por Gilberto Rojas, periodista de Momento24

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here