Por norma general, los gatos son animales tranquilos que suelen relajarse en el sofá en un día completo y pueden pasar horas sin reclamar atención, sin embargo también es normal que no todos sean así y resulten siendo algo nerviosos.

¿Como puedo ayudar a mi gato nervioso?

Es posible que algunos peludos sean especialmente nerviosos lo que quiere decir que no soportan los cambios bruscos de entorno y fácilmente se pueden estresar, por lo que podrían volverse agresivos o incluso atacar. Es la reacción natural al miedo que sienten en ese momento, por lo que no debemos gritarles o alterarles aún más.

Mintic abrió 5 convocatorias para la industria audiovisual

Algunas conductas son clave para comprenderle: si eriza la cola, gruñe, no quiere mimos o se esconde, es bastante probable que se sienta estresado o que tenga miedo por alguna razón.

Por otro lado, puede que el nerviosismo de tu gato esté relacionado con alguna enfermedad. Algunos felinos sufren estrés crónico, trastornos dermatológicos y problemas músculo esqueléticos. Acudir al veterinario para que determine qué le ocurre a tu mascota siempre será la mejor opción.

Cómo actuar ante un gato nervioso

  • Para evitarle sufrimiento a tu mascota, es importante ser previsor y eliminar todo aquello que pueda causarle estrés.

Consejos a la hora de darle un baño a tu gato

  • Será fundamental que el peludo tenga un lugar en el que pueda sentirse protegido y que esté acorde a sus gustos.
  • Deberás tener en cuenta la edad y el carácter del animal si pretendes incorporar otra mascota en casa.
  • Podrás atraerlo con comida o probar a darle su juguete favorito. El animal se sentirá contento durante un buen rato y se olvidará de lo que tiene a su alrededor.
  • Será igual de conveniente que emplees un tono de voz tranquilo y que tengas una actitud calmada. Recuerda que tu peludo no puede relajarse si tú estás estresado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí