Así se dio a conocer luego de que se denunciara un sistema que altera las unidades para cobrar más.

De acuerdo con la Secretaría de Movilidad, los vehículos que sean captados con la aplicación que altera las unidades del taxímetro deben pagar una multa de $6.583.500.

«Conducir un vehículo autorizado para prestar servicio público con el taxímetro dañado, con los sellos rotos o etiquetas adhesivas con calibración vencida o adulteradas o cuando se carezca de él, o cuando aun entendiéndolo, no cumpla con las normas mínimas de calidad y seguridad exigidas por la autoridad competente o este no esté en funcionamiento, deberá pagar el valor de 15 salarios mínimos legales vigentes», indica la infracción c18.

Por ello, las autoridades han intensificado los operativos de tránsito en Bogotá para evitar que más taxistas incurran en estas malas prácticas que han llevado a los ciudadanos a tener una mala imagen del servicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí