Tener un caballo implica una gran responsabilidad, incluso mucho mayor que tener una mascota en casa. Inicialmente su necesita un espacio para vivir adecuado para su tamaño y eso ya implica mucho. Hoy en Momento 24 te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el tema.

Cuidados en su caballeriza

  • El animal necesita un refugio para descansar y protegerse del clima, para ello un típico cobertizo de tres lados suele ser suficiente, siempre que este sea grande y permita que el caballo quepa sin ningún problema.
  • Siempre debe haber una cama para que el caballo pueda descansar y para que no esté siempre sobre una superficie dura, ya que podría ocasionarle algún tipo de lesión. La opción más popular para la cama es un lecho de paja, puesto que se trata de algo barato y que es cómodo para el caballo, aunque también se podrían usar otras opciones como virutas de madera.
  • Sacar dos veces al día el estiércol para mantener limpio al caballo y evitar algún tipo de enfermedad se genere por culpa de estos residuos.
  • Remover la cama para que se ventile y se mantenga fresca la parte más profunda.
  • Cambiar parte de la cama un par de veces a la semana.
  • Limpiar el bebedero y comedero del caballo dos veces a la semana para eliminar los residuos de comida.
  • Pintar un par de veces al año la caballeriza para desinfectar y matar cualquier bacteria que pueda vivir en ellas, ya que la pintura las erradica.
  • Limpieza del caballo

Si entramos ya en el cuidado del caballo en sí, lo primero en lo que debemos pensar es en bañarlo cada vez que sea necesario. No hay una frecuencia exacta y depende del ejercicio físico al que se haya sometido al caballo. Lo normal, en caso de que el caballo no haya hecho un gran ejercicio físico, es hacerlo una vez a la semana para eliminarle toda la suciedad, siempre haciéndolo fuera de la caballeriza para no mojarla entera, y en días que haga sol, pues no queremos que se enferme.

Conoce los cuidados básicos de un caballo

Para que el baño se realice de manera correcta necesitamos los siguientes elementos:

  • Cepillo de crin: sirve para cepillar las partes sensibles del caballo. Se diferencian dos tipos de cepillos: la bruza, de cerdas cortas y suaves para retirar el sudor, grasa y caspa del pelo y la piel; el cepillo de raíces, de cerdas largas, gruesas y duras para eliminar los restos de estiércol adherido y barro seco.
  • Almohaza: para eliminar suciedad pegada o difícil de quitar. Se emplea en las zonas más carnosas del caballo, como el cuello y la grupa.
  • Ayate: tela de hilo de maguey que se utiliza para retirar la suciedad que quede tras pasar la almohaza.
  • Franela: añade mayor brillo al pelaje del caballo.
  • Esponja: úsala para limpiarle la cara a tu caballo, en especial el contorno de los ojos, y la zona genital. Lo ideal es contar con dos esponjas, una para el rostro y otra para los genitales.
  • Peine de crin: se usa para desenredar crines poco densas. Para los caballos con colas o crines espesas se recomienda usar solo cepillos.
  • Escrepa: para retirar el exceso de agua o sudor tras el baño.

Conoce los cuidados básicos de un caballo

Cuidado y mantenimiento de sus cascos

Los cascos son una de las partes más sensibles e importantes en un caballo y debemos mantenerlas totalmente sanas.

Requieren una limpieza mucho más continua, una vez al día al menos, siempre haciéndola de una manera muy cuidadosa, con un gancho y cepillo específicos, y procurando no lastimar al caballo.

Debes tener mucho cuidado al hacerlo, hazlo lentamente, fíjate bien en todo y no te distraigas con nada mientras lo haces. Además de limpiar los cascos del caballo una vez al día, deberías repasarlos cada vez que vuelvas de pasear con él o tras haberlo dejado libre durante un buen rato.

Tener los cascos limpios hará que el caballo esté más cómodo y no se provoque ningún tipo de enfermedad o lesión por tener piedras, clavos o heridas.

Recuerda consultar con un profesional cómo debes limpiar y engrasar los cascos de tu caballo, así como el mantenimiento y cambio de las herraduras.

¿Por qué es importante el descanso en los perros?

Espacio de pasto

A los caballos les encanta galopar, sentirse libres y poder disfrutar de un buen pasto. Por ello, se recomienda tener al menos una hectárea aproximada por caballo para que puedan disfrutar de todo ello en un buen terreno.

Este pasto debe estar cercado, ya que el caballo podría escaparse, y, además, debemos revisar que dentro del mismo no haya ningún tipo de basura o elementos que podrían hacer daño al caballo, como plantas venenosas.

Conoce los cuidados básicos de un caballo

Alimento

La alimentación de los caballos depende en gran parte del tamaño, raza, edad o actividad física que tienen, e incluso del clima o lugar en el que viven. Deben comer dos o tres veces al día y su dieta se basa habitualmente en heno y grano.

Además de comida, necesitan muchísima agua fresca y limpia. Vigila que su cubo siempre esté lleno.

Sin embargo, si estás pensando tener un caballo recuerda que todos sus cuidados, vacunas y dudas las debes resolver con el veterinario, nosotros solo te brindamos la información básica para sus cuidados, pero te aclaramos tienen muchos más.

Fuente:expertoanimal.com

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here