La Secretaría de Ambiente de Bogotá es la entidad encargada de velar por que las actividades de disposición final de llantas usadas no generen afectaciones al medio ambiente.

La autoridad ambiental ha realizado 214 operativos de inspección y 796 de seguimiento y control a establecimientos de acopio de llantas en Bogotá. De esta manera se ha logrado controlar 2.628 toneladas de neumáticos que se aprovecharán dentro de procesos de economía circular y que no generarán afectaciones ambientales.

Conozca el proceso para reciclar llantas usadas en Bogotá

Los operativos se han realizado en las localidades de Fontibón, Bosa y Rafael Uribe Uribe, zonas en las que se detectaron establecimientos que no cumplían con los reportes del manejo de llantas que exige la norma, que no garantizaban un óptimo almacenamiento de los neumáticos y que tampoco contaban con el registro de establecimiento acopiador que expide la entidad.

La Secretaría de Ambiente lidera acciones de manejo y correcta disposición a través de la Mesa Distrital de Llantas Usadas y control de canales de seguimiento como:

  1. Registro para acopiadores y gestores de llantas: quienes recolecten neumáticos usados deben registrarse en la ventanilla única de Secretaría de Ambiente.
  2. Diseñar planes de contingencia: además del registro, los establecimientos deben contar con un plan de contingencia para emergencias. Este debe estar disponible en el lugar de acopio para que pueda ser revisado por la autoridad ambiental.
  3. Aprovechamiento de llantas: las entidades distritales deben desarrollar estrategias para el aprovechamiento de neumáticos usados en obras de infraestructura para el transporte en el Distrito.

¿Cómo es la recolección de llantas en Bogotá?

Aunque en Colombia las llantas usadas no son consideradas como un residuo peligroso para el medio ambiente, es necesario que una vez usadas sean devueltas a los productores para fortalecer el proceso de reciclaje y aprovechar este material como agregado asfáltico o reencauche y evitar que sean quemadas en espacios a cielo abierto o usadas como combustible en actividades informales.

Según la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, UAESP, las llantas usadas son transportadas hasta una planta de tratamiento, ubicada a las afueras de la ciudad donde se disponen de la siguiente manera:

  • Se seleccionan por su tamaño.
  • Se parten en dos.
  • Son trozadas.
  • Se les retira el alambre que forma parte de su estructura.
  • Se trituran.
  • Se llevan a hornos certificados por normas internacionales para devolverlas al ciclo productivo, es decir, para utilizarlas como combustibles o elaborar nuevos insumos.

Últimas noticias:

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here