El coronel en retiro está condenado por desaparición y homicidio por el caso de desapariciones de civiles

El oficial Gabriel de Jesús Rincón hizo parte del Ejército Nacional por 22 años y ahora, mientras se encuentra cumpliendo su condena, confesó cómo funcionaban los falsos positivos en el país.

En entrevista con AFP, afirmó que no mató a nadie «pero si predispuse para que los hechos se cometieran», refiriéndose a las fosas comunes repletas de civiles que presentaban como guerrilleros, uniformados.

Cabe mencionar que Rincón se desempeñó como oficial de operaciones de la Brigada Móvil 15, con jurisdicción en Norte de Santander, entre el 2006 y 2008. Fue precisamente en el último año, cuando la alcaldía y la curia, temerosas de una crisis sanitaria, gestionaron legalmente el traslado de 25 cuerpos que estaban en cuartos fríos hacia una excavación común en el paraje Las Liscas.

Con la exhumación de los cadáveres se verificó que las víctimas eran jóvenes pobres que fueron engañados y llevados a Ocaña desde Soacha, un municipio de Cundinamarca. «Las recompensas a los soldados incluían medallas, días de descanso, anotaciones elogiosas en el currículo o proyecciones de ascenso», detalló.

MinSalud asignó $25.000 millones para atención a víctimas del conflicto

Rincón pasó casi diez años en prisión. En 2017 fue condenado a 46 años por el crimen de cinco jóvenes de 20 a 25 años, luego se sometió a la JEP y tras pedir perdón, recobró temporalmente su libertad a cambio de contar la verdad y reparar a sus víctimas.

La fiscalía ha conocido 2.248 falsos positivos entre 1988 y 2014. El 59 % de las ejecuciones ocurrió entre 2006 y 2008 bajo el mandato del ahora senador Uribe (2002-2010), que siempre ha negado responsabilidad alguna.

«Las instigaciones hacia los comandantes (eran) de tal manera que tenían que dar resultados como fuera, y ese ‘como fuera’ los llevaba a que cometieran (…) esos asesinatos (…) dándoles visos de legalidad», dice Rincón.

Rincón espera el careo con sus víctimas. Quiere contarles cómo era esa «instigación y presión» que arruinó tantas vidas y lo convirtió a él en un verdugo «por favorecer unos intereses institucionales».

Con información de AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here