Gracias al funcionamiento de estos bancos, los campesinos de Cundinamarca y Boyacá, han podido mitigar los efectos de las sequías

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), alertó sobre la posible temporada de sequía que se vivirá en la región, pese a la fuerte temporada de lluvias que se vivió en los últimos meses del 2021.

Por ir de ´polizón´ menor de edad pierde la vida en Cundinamarca

Esas sequías eran la principal causa de pérdida económica para los campesinos, pero hoy en día esto ha cambiado gracias a los bancos municipales de agua.

Estos bancos han ayudado a más de 26.000 campesinos de Cundinamarca y Boyacá.

«Los BAMA -cofinanciados por la CAR y administrados por los municipios- nos permiten captar agua de una fuente hídrica para distribuirla a los campesinos de las veredas para el riego de sus cultivos y el apoyo de tareas doméstica» dijo Elkin Villamil, director de Infraestructura Ambiental de la Corporación.

Además informó que gracias a estos bancos de agua, la región cuenta con una reserva de agua de hasta 10 mil metros cúbicos, lo equivalente a unas 3 piscinas olímpicas.

Estas reservas también se pretenden usar en caso de emergencias forestales, frecuentes en esta temporada.

Para este 2022, la CAR planea entregar nuevos bancos de agua en municipios como Saboyá, Guayabal de Síquima, Ráquira, Buena Vista, Tocaima, El Rosal, Nimaima y Simijaca.

Cundinamarca busca mitigar los contagios tras el cuarto pico de Covid-19

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here