El sindicado fue condenado a una pena de 43 años y 9 meses de prisión, luego de un año de su captura que se dio cuando intentaba fugarse

 

El feminicida Carlos Alberto Urbina Rojas fue condenado a 43 años de cárcel por el crimen ocurrido contra Juliana Andrea Molina Ulloa, el 1 de octubre de 2019, en el municipio de Facatativá, ubicado en el departamento de Cundinamarca.

Condenan madre e hija por intentar matar a menor de edad

La pena fue dictada por un juez de conocimiento luego de verificar los elementos presentados por la Fiscalía General de la Nación, que en la investigación logro recoger suficientes pruebas para judicializar al feminicida.

De acuerdo con la investigación, la mujer estuvo en el bar de Urbina Rojas, al salir de allí tomó un taxi rumbo a su casa. Luego de bajar del vehículo fue abordada por el hombre, quien se movilizaba en una motocicleta.

Niña de 10 años tuvo un bebé tras ser violada en el Tolima

El sujeto la secuestró, la torturó, abusó de ella y dos días después fue encontrado su cuerpo a 280 metros de la vivienda del feminicida con signos de asfixia, abuso sexual y quemaduras.

«En diligencias judiciales realizadas a la vivienda y el bar del hoy procesado, los peritos forenses encontraron rastros de sangre y otras evidencias, como una prenda de la joven», explicó el reporte del ente judicial.

Admitió que quiso quemar a su exnovia y le dieron casa por cárcel

Asimismo, se indicó que está documentado a través de videos, análisis forenses, testimonios y material probatorio que en la casa del feminicida fue donde ocurrió la agresión física y sexual contra Juliana.

El sujeto intentó fugarse pero fue sorprendido por las autoridades

Exactamente hace un año, investigadores del CTI de la Fiscalía capturaron al hoy sentenciado en Ipiales (Nariño), en momentos en los que pretendía cruzar la frontera hacia Ecuador. Desde entonces permanece privado de la libertad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí