Cerca de 30 mil personas han resultado afectadas por la intensa sequía.

El alcalde del municipio de Hatonuevo, Luis Arturo Palmezano, declaró por seis meses calamidad pública a través del decreto 017 de enero del 2020 debido a la falta de suministro del líquido vital en esta población, luego de participar en el Comité Municipal de Seguimiento de Prevención de Riesgos y Desastres.

«Debemos buscar una solución definitiva. Estamos exigiendo a la empresa Aguas del Sur que se comprometa y active el plan de contingencia para abastecer la zona urbana. Hay barrios que hace más de un mes no reciben agua», explicó el alcalde.

Se espera que durante la cumbre de alcaldes que se desarrolla el día de hoy en Riohacha, se propongan medidas para hacer frente a la situación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here