La campeona de América, Argentina, llegó a Caracas a imponer condiciones para hacerse con lo que serían tres puntos que se pudieron haber complicado pero que se solucionaron por un error infantil de uno de los centrales con menos experiencia de la zaga local.

3-1. Argentina y la Vinotinto se enfrentaron, una con seguridad y la otra con necesidad de sumar puntos. Pues, como lo dictaban todas las apuestas, la Albiceleste ganó, sí, aunque el primer tiempo y gran parte del segundo se las vio muy complicadas.

Ecuador ganó en el último suspiro ante Paraguay

Así y todo, con un hombre menos la pelota, las aproximaciones y los goles fueron enteramente de Argentina, mientras que la Vinotinto, que claramente salió a ganar el partido en su casa, se vio privada del buen juego que desplegó en las primeras de cambio tras quedarse con 10.

En una jugada típica de corrida por la derecha con Di María, el ‘Sema’ Velázquez pisó mal y se lesionó. Ahí comenzaron los males para Venezuela. Acto seguido entró Martínez, un joven jugador que entró en la convocatoria por la lesión del central de Parma, Yordan Osorio.

Colombia rescata un punto en la altura de La Paz ante la dura Bolivia

Así, en la primera jugada en la que participó, segundos después de haber entrado, se lanzó una descomunal entrada contra Lionel Messi, que aunque no le pega de lleno fue demasiado violenta como para dejarla pasar. En este sentido, recibió la roja después que el VAR y el árbitro así lo determinaran.

Esto ocurrió a media hora de partido, y solo pasaron 15 minutos más para que en segundos antes que el réferi marcara el final del primer tiempo llegara el primero de los visitantes.

La segunda mitad fue toda azul celeste. Con un hombre más se creció y comenzó a tocar el balón esperando la mejor oportunidad, sin embargo el segundo no llegó sino en los estertores del partido, así como el tercero.

Ya para el final, una falta sobre Soteldo en el área argentina le dio un penal a la Vinotinto, marcado para maquillar un resultado ya definitivo.

Con muy poco fútbol, pero siendo determinantes, Argentina lo vuelve a hacer y se hace con tres puntos clave para sus aspiraciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here