“Es de los partidos que cualquiera quiere disputar, un partido grande, especialmente tratándose de una final y de un clásico”

 

El central brasileño del PSG, Marquinhos, aseguró este miércoles que la final de la Copa América frente a Argentina este sábado 10 de julio, en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, será como una “guerra” o una “pelea de boxeo” en lo que el será capeón el que llegue mejor preparado.

Brasil – Argentina, “una final, un clásico”

“Es de los partidos que cualquiera quiere disputar, un partido grande, especialmente tratándose de una final y de un clásico con Argentina. Por eso estamos muy ansiosos y con muchas ganas de actuar”, dijo en rueda de prensa.

Copa América: La final será este sábado a las 7:00 PM

Más adelante agregó que “sería una pelea de boxeo, con nosotros atacando y teniendo buenos momentos, pero ellos también. El que se equivoque lo menos posible vencerá. Sería algo que se definirá en los detalles y por eso tenemos que estar listo para los buenos momentos y los difí­ciles”.

Marquinhos confirmó que la Selección de Brasil está evaluando los puntos fuertes (Messi y poco más) para intentar neutralizarlos desde el primer minuto, así como los débiles para explotarlos al sonar el silbatazo inicial.

Carlos Bacca le dice adiós al Villarreal ¿A dónde irá?

Adelantó también que será muy difícil que alguno de los dos equipos mantenga el dominio del encuentro los 90 minutos y lo más probable que se turnen para tener el balón, los momentos y los aciertos.

Messi, el referente a anular en Argentina

Frente a lo que para él significa Lionel Messi en Argentina, el central brasileño señala que es “una fuera que realmente puede desequilibrar el partido”, pero que se debe estar atento de toda Argentina porque tiene muy buenos jugadores en todas las líneas.

Rigoberto Urán es segundo en la clasificación general

“Tenemos un respeto y una admiración muy grande por Messi pero esa admiración la vamos a dejar de lado porque defenderemos lo nuestro. Será una guerra y el que esté más fuerte vencerá. Por más que nos guste ese jugador y su talento, vamos a defender nuestros intereses”, dijo.

Más adelante comentó que “Argentina realmente está jugando muy bien y están concentrados. En Brasil vamos a analizar el adversario para neutralizar sus puntos fuertes. Messi es uno de los puntos fuertes de Argentina y nuestra misión será dificultarle el juego. Sabemos que es difí­cil que un defensor haga eso pero es posible montar un sistema defensivo que permita anular lo máximo posible sus acciones, no solo las de Messi, sino las de toda Argentina. No podemos pensar solo en Messi”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here