¿Se hará o no?

 

La Copa América que estaría por jugarse a partir del 13 de junio y por un mes, está pendiendo de un hilo. Primero la pandemia está en su momento más crítico desde que apareció; segundo Colombia ‘cedió la sede’ por ‘argumentos varios’ y ahora en Argentina se debate qué es primero, si la vida o el fútbol.

Barcelona se despidió de la temporada con ánimos de luto

Desde que se suspendiera, junto a la Eurocopa, el año pasado por los miles de contagios Covid en el mundo y la falta de vacunas, hasta hoy, que los casos se cuentan en decenas de miles, los muertos en miles diarios y la inmunización va más lenta de lo necesario, el torneo ha estado comprometido.

La pandemia contra la Copa América

Desde la Patagonia hasta Caracas, desde Bogotá hasta a Sao Paulo y desde Guayaquil hasta Asunción el coronavirus ha hecho su trabajo para impedir que un torneo que exige público en las gradas, abrazos entre connacionales, gritos de gol y lágrimas de desilusión se lleve a cabo.

Copa América
Las manifestaciones en Barranquilla afectador la Copa Libertadores.

Brasil es uno de los casos más patéticos y no gracias a su gente. La irresponsabilidad de un Gobierno indolente que no le ha dado la importancia necesaria al virus ha hecho que sea la nación con más casos -y por mucho- en casi todo el continente, y es que es solo superada por otro gigante, Estados Unidos, pero este ya logró la inmunización.

Egan Bernal y su respuesta a periodista que lo tildó de ‘killer’

Mientras tanto en Río de Janeiro, Brasilia y Sao Paulo, por solo mencionar tres metrópolis, los casos de Covid-19 se multiplican día a día, y aunque pareciera que ya superaron la peor parte de la pandemia -esto fue hace semanas- el problema es tan mayúsculo que los casos se siguen contando en decenas de miles, los hospitales están casi todos colapsados y el luto sigue invadiendo miles de casas diariamente.

Si esta es la economía más fuerte del subcontinente, qué queda para los demás. Y pues sí, los llamados a ser sedes de la Copa América no están mucho mejor que Brasil, de hecho hoy están mucho peor.

Así, la vacunación en Ecuador, Bolivia, Venezuela, Paraguay, Uruguay, Chile y Perú -quizá con la excepción de la ‘Roja’– no va viento en popa, siendo la ‘Vinotinto’ el peor caso, que ni se sabe cuántas personas han sido inmunizadas, por estar bajo un régimen comunista y dictatorial.

A Colombia no le bastó con la pandemia

Copa América
Muchas personas han jugador en contra de la Copa América.

Bogotá, Medellín, Barranquilla, Pereira, Cali, Cartagena y al menos ocho ciudades más están viviendo una tercera ola de contagios y muertes consecuencias del coronavirus que no se había visto en meses anteriores.

Luis Suárez: Me menospreciaron y el ‘Aleti’ me abrió las puertas

Los casos suman ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) -que por cierto, en las ciudades citadas superan el 80 % y en tres hasta el 90 % al día de publicación de esta nota-, lo que trae a consecuencia colapso y muerte.

Ante esto el Gobierno del presidente Iván Duque, a través del Ministerio de Salud, aceleró hasta donde puede la vacunación y decía hace apenas días que “iremos hasta el final con la Copa América“, no previendo lo que venía o lo que se estaba gestando, y ya no estamos hablando de la pandemia.

Cuando se creía que los casos, muchos, ya comenzaban a ser controlados y la vacunación tomaba un ritmo bastante prometedor (ya se vacunó a más de 8 millones de colombianos) un estallido social tomaba forma.

Desde todo el mundo -que literalmente espera la Copa América- se empezaron a ver marchas multitudinarias, vandalización en las ciudades más importantes del país, bloqueo de arterias viales, nuevos cierre de locales por saqueos incontrolables, enfrentamientos con la Policía, e incluso artistas comenzaron a abogar por los derechos humanos en las protestas que también contaban muertos y heridos.

¡El Atlético de Madrid se coronó campeón de LaLiga!

Uno de los más escuchados fue René, ‘Residente’, que dijo en un video que -parafraseando al rapero- si la gente sale a protestar en pandemia, es porque su gobierno es más peligroso que el virus.

El caos nos dejó sin Copa América

Copa América
Gallardo en Barranquilla sitiendo las bombas lacrimógenas en medio de un partido de la Copa Libertadores.

El deporte comenzó a ser afectado por las manifestaciones, bloqueos y enfrentamientos:

  • Primero la Dimayor decidió el 30 de abril suspender el encuentro entre Deportivo Cali y Deportes Tolima que se jugaría un día más tarde por la situación de orden público que aún se vive en la capital del Valle del Cauca.
  • La Conmebol decide el 4 de mayo que los equipos colombianos que participan en las copas Libertadores y Suramericana deben jugar como locales fuera del país. La Equidad, Nacional y Santa Fe fueron trasladados a Asunción (Paraguay); el Junior de Barranquilla a Guayaquil (Ecuador) y el Tolima a Lima (Perú), para que las protestas no invadieran los estadios.
  • El director de Desarrollo de la Conmebol, Gonzalo Belloso, reconoce el 7 de mayo que los encuentros se sacaron del país para no poner en riesgo la Copa América ¿Qué? Pues esto fue lo que dijo: “En el caso de haber tenido problemas en estos partidos, ya directamente se haría muy difícil jugar ahí la Copa América porque sería una mancha muy fuerte y un gran riesgo”.
  • Días más tarde comienzan a salir en redes sociales y medios de diversos países del continente que el certamen continental buscaba una nueva sede, si tanto Argentina como Colombia no podían hacerla. Paraguay y Chile habrían alzado la mano de una vez.
  • El Tiempo publicaba que dos altas fuentes del fútbol profesional colombiano informaron a sus periodistas que tres de los principales patrocinadores de la Copa América se negaron a llegar a Colombia por la situación de orden público.
  • 12 de mayo: aquí se quiebra todo.
    • En Pereira hinchas no dejan salir al Nacional de Montevideo del hotel al estadio Hernán Ramírez Villegas para enfrentarse al Atlético Nacional por la Copa Libertadores. El encuentro se retrasó por más de una hora.
    • En Barranquilla los enfrentamientos al lado del Romelio Martínez provocaron que las bombas lacrimógenas entraran al estadio, donde jugaban Junior y River, por lo que el partido se suspendió de inmediato. El DT argentino, Marcelo Gallardo, dijo ese día que: “Con gases lacrimógenos en el partido, escuchando estruendos, una situación anormal en todo sentido, no podemos mirar a otro lado”.
  • Viendo todo lo que pasó en la semana y tras una reunión con la Conmebol donde se ratificaron las sedes de Colombia y Argentina para la Copa América, el ministro del Deporte, Ernesto Lucena, insiste en que “tuvimos apoyo unánime de la Conmebol. El presidente Alejandro Domínguez tiene sus incertidumbres”, pero nada más allá.
  • Ya el 16 de mayo el segundo vicepresidente de la Federación Colombia de Fútbol (FCF), Álvaro González Alzate, admite su postura y aboga por no hacer el torneo. “Si estuviera en mis manos la toma de una decisión final, sinceramente aplazaría su realización”, dijo.
  • La inevitable decisión:
    • El ministro Lucena es citado de emergencia el 20 de mayo a la Casa de Nariño para una reunión con el presidente Duque, la vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez, y el ministro de Salud, Fernando Ruiz, donde el primero le anuncia al país que el Gobierno le pidió a la Conmebol aplazar la Copa América para noviembre, y argumenta la pandemia. Claro, las protestas continúan y de hecho se enconan.
  • La Conmebol responde casi que de inmediato -el mismo día- y ratifica su decisión de hacer el certamen, pero ya Colombia no será tomada en cuenta.

Argentina también en vilo

Hasta ahora la Conmebol no indica a dónde se irán las sedes que tenía Colombia para la Copa América, y aunque el Gobierno de Argentina puso a disposición tres ciudades más, hay voces encontradas en las altas esferas del fútbol albiceleste.

Egan Bernal mantiene el liderato tras una etapa espectacular

El vicepresidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), Hugo Moyano, apuntó que primero está la vida. “No soy un especialista en salud, pero tenemos que hacer un esfuerzo para evitar la Copa América en Argentina (…) En muchas ocasiones prevalecen los contratos de televisión y compromisos con los sponsors, pero hay que hacer un esfuerzo para salvar vidas“, dijo.

Sin embargo, como la Conmebol no ha dicho qué se hará salen ‘malos chistes’ a la luz pública sobre posibles sedes, y el más tragicómico es el de la dictadura venezolana, que con bandas armadas haciendo destrozos en Caracas, con una crítica escasez de combustible, con servicios básicos (agua, luz, agua) casi que completamente ausentes en estados completos y guerrillas dándose bala con el Ejército en varias regiones fronterizas, se postuló para tomar las sedes de Colombia.

¿Venezuela como la nueva sede?

Desde el miércoles de esta semana que se nos fue, había un rumor circulando en las redes sociales sobre una supuesta y risible postulación de Venezuela como sede para la Copa América 2021, ya que en Colombia -por el Paro Nacional- no se podrá hacer.

Y hasta el viernes fue que se filtró el comunicado oficial, porque sí, era verdad. El periodista Martin Liberman fue el primero en dar con el texto y lo publicó a través de su cuenta en Twitter.

Copa América halló voces encontradas en Argentina: “Primero la vida”

“Tomando en cuenta los lamentables hechos ocurridos en nuestra hermana República de Colombia, estamos conscientes de la importancia para la vida y el desarrollo del futbol suramericano, que la Copa América 2021 no se vea perjudicada en su normal desenvolvimiento, por lo cual nos ofrecemos como sede alternativa del grupo en la cual está encuadrada la selección de nuestro país”, dijo el descarado régimen dictatorial de Nicolás Maduro.

Días antes, la banda del ‘Coqui’ -una banda armada que hace vida en Caracas- bajó a una autopista, bombardeó una sede de la Policía, hizo correr a los uniformados, hurtó armas y como si fuera poco robó masivamente a decenas de personas que pasaban en sus carros por el sector. Esto ocurrió a menos de 5 Km del Olímpico Universitario, uno de los campos “ofrecidos”.

“El Ministerio del Poder Popular para el Deporte (del régimen venezolano) es un organismo público con la misión de contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de la población y elevar el nivel competitivo de nuestros atletas a través de una gestión de calidad, a tono con las tendencias mundiales de este sector y enmarcado en unos principios éticos de participación y corresponsabilidad como medios que ayuden al mejoramiento del bienestar integral de los cuidadores inmersos en el mundo deportivo”. Así comienza el comunicado enviado a la Conmebol.

Eliminatorias: El Colombia – Argentina será en Barranquilla

Y así continúa: En tal sentido postulamos tres ciudades con excelentes instalaciones deportivas, hoteleras y acceso aéreo, estas son: Caracas -Distrito Capital-, Valencia -Estado Carabobo- y Mérida -Estado Mérida“.

“Nuestro principal interés es prestar la mayor colaboración y solidaridad social y deportiva a nuestros países hermanos. Este magno evento se llevará a cabo bajo todas las medidas necesarias de distanciamiento social, protección e higiene, así como pruebas PCR previas a los participantes, contando con la experiencia de eventos realizados en materia de fútbol internacional en el marco de la pandemia, entre ellos las Eliminatorias al Mundial Catar, Copa Libertadores, Copa Suramericana, así como el desarrollo de la Liga Venezolana de Fútbol“, apunta.

¡Histórico! Cuerpo arbitral femenino dirigirá juego de Libertadores

Así, con todo esto presente la Copa América está lejos de hacerse, aunque quizá se lleve a cabo en un continente maltratado por su propia gente, así como por agentes externos por la pandemia.

Por Gilberto Rojas…

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here