El primer gol del Barcelona llegó gracias a una acción individual de Memphis Depay, que entró al área rival y recibió una falta

El deteriorado Barcelona respiró y soltó una sonrisa alentadora para sus aficionados este fin de semana al superar con bastante categoría, misma que no se le ve desde hace años, al humilde Levante por 3-0.

Tragedias del fútbol, las muertes que cambiaron la historia del deporte

Tras la derrota ante el Bayern Múnich y no pasar del empate primero frente al Granada y luego con el Cádiz, la alarmas estaban mucho más que encendidas en Cataluña.

Pero todo cambió este fin de semana, Antes de viajar a Lisboa por la Champions League, el Barcelona le clavó tres dianas al Levante, logró una gran victoria y además recuperó a su ’10’, el muy jovencito Ansu Fati, que además contribuyó con un gol.

Falcao volvió a rugir en las redes y el Rayo lo celebra por lo alto

El regreso del español tras su lesión animó mucho más a los aficionados ‘culé’.

Otro factor importante a destacar fueron el gran partido de los jóvenes Gavi y Nico, ambos menores de edad, pero con una personalidad inquebrantable.

Koeman, desde la grada y no desde el banco por haber recibido roja ante el Cádiz, abrió con un 4-2-3-1, lo que no se la había visto esta temporada. Nico ayudaba a Sergio Busquets en la contención, lo que disminuyó las posibilidades de pérdidas de balón.

Real Madrid pierde dos puntos ante el Villarreal en casa

Aún así el primer gol del Barcelona llegó gracias a una acción individual de Memphis Depay, que entró al área rival y recibió una falta. Penalista y gol. Simple.

A vueltas con el sistema, Koeman apostó esta vez por un 4-2-3-1 de inicio, con Nico como escudero de Sergio Busquets en el doble pivote.  Pero fue un acción diabólica de Memphis por banda izquierda quien forzaba un penalti a los cinco minutos que el propio punta neerlandés convertía en el 1-0.

Ahora, hay que poner en perspectiva que el Levante no conoce la victoria en el Camp Nou ni tampoco en todo lo que va de temporada.

El segundo tanto, Dets arrancó por la izquierda y habilitó al muy criticado Luuk de Jong, que la puso en la base del poste para anotar el segundo del partido para el Barcelona.

Para la segunda mitad entró el tan esperado Ansu Fati, y en las primeras de cambio, la tercera para ser más certeros; quitó el balón, se fue hacia adelante, amagó y marcó. También, bastante simple.

El Barcelona acabó con una racha de tres partidos sin ganar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here