Los lusos abandonaron su juego y perdieron el partido en media hora. Los germanos a lo suyo vieron sangre y fueron a matar

 

Alemania fue más durante casi todo el partido y por eso le clavó cuatro goles a una reaccionaria Portugal que intentó jugarle a la contra a los germanos -una locura-, les dio el balón y como marcó primero continuó así por al menos 75 minutos, y pues… perdió.

Portugal pegó primero

Argentina ganó con lo justo y Uruguay se hunde en su grupo

Los de Fernández Santos se hicieron atrás desde el minuto uno, renunciaron al balón para intentar no desgastarse frente a unos alemanes que siempre ha parecido que tienen ocho pulmones, pero no salió bien. Sin embargo, las cosas se pudieron haber dado.

Y es que con Alemania encima, al minutos 15′ Portugal salió en su primera contra con suficientes hombres adelante y con pocos pases para llegar al área rival, donde esperaba Dieogo Jota, que de primera se la dio al único e inigualable Cristiano Ronaldo que no la sabe fallar y la metió para adelantarse ante el mundo.

Francia logró un sufrido empate ante la imponente Hungría

Santos celebraba en el banco -la estrategia estaba funcionando-, pero no, aún era muy temprano. Joachim Löw solo se acomodaba en su asiento, su equipo tenía el balón y el control de los tiempos, solo era cuestión de que la pelota entrara para empatar y ganar, y así fue.

El panzer alemán comenzó su andar

Pasaron 20 minutos para que callera el primero para Alemania y del pie de un portugués, cuatro minutos más tarde cayó el segundo y la remontada estaba concretada, también por el pie de un defensor rival. Portugal llevaba tres goles, sí, pero dos valían para el contrario.

Zipaquirá homenajeó a Egan Bernal, el niño maravilla

Santos se dio cuenta que las cosas no iban según lo esperado pero no cambió sino hasta muy tarde, mientras tanto Renato Sánchez esperaba desde la banca esperando su turno, mismo que también llegó muy tarde.

Clavos al ataúd

El primer tiempo terminó y el segundo comenzó con el mismo libreto. Alemania tenía el balón y el juego en el bolsillo, mientras Portugal jugaba a algo que nunca había jugado y perseguía la pelota. Por eso llegaron el tercero y el cuarto. Haverts lo metió al 51′ y el jugador del partido, Gosens -que se comió la banda cuando y como quiso- marcó el lapidario cuarto.

Inglaterra no fue más que Escocia y empató en su mítico Wembley

Solo en ese momento Santos se dejó de inventos y Portugal comenzó a jugar como se suponía. Con el balón en los pies y dando pases certeros por el medio del campo; claro entró Sánchez, que de hecho pegó un travesaño para poner el partido aún más chiquito, si entraba, pero no.

Así y todo al 67′ Diogo Jota marcó el segundo para los lusos pero no alcanzó.

Ahora los de Santos se deberán enfrentar a Francia en lo que será un partido a muerte por la clasificación, mientras Alemania se verá las caras con la peligrosísima Hungría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here