El control de los albicelestes fue casi total, hubo sustos, pero la letalidad de los de Guardiola no deja de sorprender

 

El Manchester City volvió a ganar, sí, ya no es noticia. Ya son 21 victorias la de este equipo seguidas al ganarle 4-1 al Wolverhampton Wanderers. Sería un milagro que el conjunto de Guardiola no se hiciera con la Premier League este año.

Pero los 90 minutos no fueron un canto al agua, no, a 10 minutos del final el marcador estaba 1-1, y sí, pues alguien se molestó en el conjunto ciudadano, solicitó tres goles más y pues, así fue.

Liverpool despide a su leyenda Ian St John

En la primera mitad Rodri hizo uno de esos pases que pagan la entrada, por encima de toda la defensa para hallar a un Mahrez solo, que fue hasta la línea de fondo y lanzó un muy fuerte centro rastrero atrás que pegó en Leo Dendoncker, el cual no pudo hacer más nada sino el gol en propia meta.

A partir de ese instante el control de la pelota del City fue total, mientras que el Wolves se limitaba a defender y lanzar balones a su solitarios delanteros.

En la segunda parte la historia fue otra. Un cabeza de Connor Coady  a partir de una falta lateral llevó a los lobos al empate y el partido se igualó en el marcador y en la cancha.

El Tottenham se llevó por el medio al Burnley en casa

No obstante, a 20 minutos del final el Manchester City se concentró nuevamente en mantener al balón, aceleró los pases y encontró la aberturas en el bloque defensivo contrario.

Una pelota en el área fue suficiente para que Gabriel Jesús marcara la diferencia. Minutos más tarde el Wolves se hizo un lío en la defensa al sacar un balón Mahrez hizo elfavor de mandarla a guardar. Gabriel Jesús completó el 4-1.

El Manchester City se puso a 15 puntos del Manchester United. Ya no hay nada que hacer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here