Con su tridente letal (Di María, Neymar y Mbappe) el París metía miedo, pánico y terror en la zaga de los visitantes, pero no aprovechó

Por Gilberto Rojas

 

El Manchester City volteó un encuentro más que complicado frente al PSG por el partido ida de las semifinales de la Champions League en el Parque de los Príncipes.

El primer tiempo fue todo del PSG

Real Madrid y Chelsea empataron sin aire y con mucha agua

Los de Mauricio Pochettino hicieron un primer tiempo de campeones, pero se derrumbaron cual ‘Torre de Babel’ en los segundos 45 minutos. Al mismo tiempo los ‘ciudadanos’ de Guardiola fueron pacientes y aunque comenzaron perdiendo aprovecharon dos errores clave para poner la eliminatoria a su favor.

Con su tridente letal (Di María, Neymar y Mbappe) el PSG metía miedo, pánico y terror en la zaga de los visitantes, y vaya que hubo posibilidades de todo tipo en el arco ‘ciudadano’, pero solo una entró y de la manera menos pensada.

¡Ojo! Liga BetPlay cambió horario de dos partidos

De un tiro de esquina el muy buen central brasileño con el que cuenta el equipo francés, Marquinhos, se fue de su marca, se elevó y la mandó a guardar con un cabezazo de primerísimo nivel. Esto fue a los 15′ y se le venía la noche al Manchester City.

Los de Pep Guardiola intentaban dominar los tiempos y el balón, pero ni lo uno ni lo otro; cada vez que el PSG quitaba la pelota el tridente salía en tromba y el esférico llegaba a alguno de estos. Al entrenador español se le veía desesperado, no controlaba nada y estaba a merced de los de Pochettino.

Pero terminó el primer tiempo y el 1-0 se mantuvo.

El Manchester City dio un recital en el segundo tiempo

Para el segundo tiempo algo cambió, no se qué exactamente, pero el PSG salió distinto; sin piernas, ideas y ganas, por lo que el balón, los goles y el partido se le fueron. La mitad del campo desapareció para los de París y si le das el control a los excelsos futbolistas del conjunto inglés vas a perder.

Messi y Barcelona irían por lo menos dos años más

Y así fue, el ‘tiki-taka’ del Manchester City comenzó a dar frutos, el toqueteo horizontal y ralentizador desesperaba poco a poco a los franceses y en una jugada bastante inverosímil Keilor Navas se la comió completica. Era un centro que se fue metiendo de a poco hasta que entró sin que nadie la tocara. Esto fue a los 64′.

El PSG fue de mal en peor, el equipo agudo, juntito y peligroso desapareció, mientras el Manchester City se creció, fue a más y comenzó a dar un baile de antología. Así y todo el segundo gol tampoco llegó por una gran jugada.

Una falta mal cobrada por Riyad Mahrez a media altura hizo que la barrera se abriera y entrara el balón hasta el fondo de las redes. Nadie lo podía creer, los ingleses estaban dándole vuelta a un partido que lo vieron muy lejos en el primer tiempo.

Pero esto no era todo, al PSG le quedaba una carta, una muy mala carta. A los 77′ y cansado de correr detrás el balón Idrissa Gana Gueye se fue con una plancha contra Gundogan que lo pudo haber partido. Por eso recibió la roja y el encuentro se acabó para los franceces.

El Manchester City no aprovechó y dejó el duelo así. Se va con ventaja para su casa y con tremenda actuación, sobre todo en el segundo tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here