Marcelo Moreno Martins fue tan determinante como los 3.640 metros sobre el nivel del mar

 

La Vinotinto volvió a caer derrotada, esta vez por la fecha siete de las Eliminatorias al Mundial Catar 2022 ante Bolivia, en la altura de La Paz y por un contundente 3-1, un resultado bastante justo por lo que se vio en cancha.

Uruguay y Paraguay no se hicieron daño y empataron a cero

Un doblete del eterno Marcelo Moreno Martins y una diana de Diego Bejarano sentenciaron un partido que solo contó con un gol por parte de los venezolanos, hecho además por uno de sus centrales, el gigante John Chancellor, que bastante que dejó a deber en su posición.

A 3.640 metros sobre el nivel del mar, la Vinotinto llegó solo dos horas antes del partido para intentar contrarrestar lo más que se pudiera el factor altura, lo que sin lugar a dudas fue determinante en el andar del encuentro.

Argentina y Chile se repartieron puntos y poco fútbol

Así y todo Bolivia la esperó con calma y claridad en su juego, cuestión que demostró en al menos 60 de los 90 minutos disputados.

El incansable goleador del Cruzeiro, Marcelo Moreno Martins, clavó el primer gol del encuentro al 5′, y es que su selección comenzó con todas las ganas queriéndose comer a la Vinotinto de entrada, y vaya que lo lograron. Los locales tenían el balón y todas las oportunidades, tanto así que a los cinco minutos ya estaban arriba en el marcador.

Colombia golea, gusta y gana ante un Perú golpeador y sin tino

Martins dominó un balón en el área -algo que hizo a su antojo durante los 90 minutos- y definió rápidamente con un derechazo que dejó sembrado a Graterol.

Así y todo la Vinotinto logró acomodarse gracias a las participaciones principalmente de Alexander González, Rómulo Otero, Tomás Rincón y Fernando Aristiguieta; cada uno desde sus posiciones hacían un muy buen trabajo, por lo que pasaron los minutos y las cosas comenzaron a resultar para los visitantes.

Sin notarse desesperados aunque sí ya respirando hondo Venezuela se envalentonó, no antes de pasar dos sustos; primero una pelota que sobró al meta vinotinto pero que pudo sacar en extremis y un travesaño de Martins.

Egan Bernal dio positivo a Covid, por lo que no viajará a Colombia

Así una pelota parada en los pies de Otero dio rédito -nuevamente-. El ’10’ le dio duro y para que picara frente al meta boliviano, quien inevitablemente por las condiciones atmosféricas tuvo que dar rebote, pelota que llegó al Chancellor que la mandó a guardar para el empate al 26′.

Todo lo que sobraba de los primeros 45 se vistió de vinotinto, pero el gol nunca terminó de caer, cuestión que posteriormente los de José Peseiro pagarían caro.

El segundo tiempo comenzó de ida y vuelta, y cada vez que los locales avanzaban perdían el balón para desatar la ira vinotinto -error- cada subida en bloque dejaba cada vez más venezolanos sin aire y si piernas, y así Bolivia se fue haciendo más punzante.

Con esto así los de César Farías consiguieron el premio. De nuevo desde las alturas, esta vez desde un tiro de esquina, un jugador de Bolivia le ganó a los gigantes vinotinto (Chancellor, Villanueva y Ángel) para poner el 2-1. Al 60′.

Atrás en el marcador y sin aire comenzaron los cambios, mismos que no dieron lo que se esperaba, por lo que Peseiro comenzaba a quedarse sin voz ni movimientos al costado de la cancha. Ahí se vio por primera vez a César Farías sonreír; sabía que tenía el juego en sus manos.

Los intentos de Venezuela eran cada vez más tímidos y por eso Martins nuevamente aprovechó y marcó. Al 43′ -de nuevo de cabeza- sentenció el partido.

La Vinotinto recibirá a la hambrienta Uruguay el martes 8 de junio en Caracas, mientras Bolivia deberá bajar al nivel del mar para enfrenta en Santiago a Chile el mismo día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here