El operativo fue desplegado en la localidad de Bosa, en donde fue encontrado material probatorio que dejó en evidencia cómo los delincuentes utilizaban taladros, llaves y otros tipos de herramientas para atacar y aterrorizar a las víctimas

 

Prostitución obligada de venezolanas. La Policía Metropolitana de Bogotá informó en las últimas horas sobre la desarticulación de una red de trata de personas que engañaba y secuestraba a niñas venezolanas para obligarlas a prostituirse en un establecimiento de la capital del país.

Nueva masacre en el Cauca deja al menos siete fallecidos

Prostitución y tortura

Esta macabra historia la protagonizan tres hombres y una mujer, dos de ellos venezolanos y los otros dos colombianos, quienes se aprovechan de las necesidades económicas por las que atraviesan mujeres provenientes del extranjero, prometiéndoles trabajo, pero finalmente las utilizaban para explotarlas sexualmente en un establecimiento público, ubicado en el sur de la ciudad.

Las niñas engañadas, en su mayoría menores de edad, eran obligadas a pasar largas jornadas sosteniendo relaciones sexuales con los clientes del local y a cambio recibían una mínima parte de las ganancias.

El operativo fue desplegado en la localidad de Bosa, en donde fue encontrado material probatorio que dejó en evidencia cómo los delincuentes utilizaban taladros, llaves y otros tipos de herramientas para atacar y aterrorizar a las víctimas.

Uno de los vídeos recuperados por los uniformados muestra cómo una menor que tomó confianza con un cliente fue torturada por haberle dicho a esa persona que en ese lugar vendían trago adulterado.

Covid en Colombia: 24.208 muertos y 633.199 recuperados

“Le fue contado su cabello, golpeada, abusada y le causaron varias heridas con diferentes elementos en sus dedos de los pies”, detalla una misiva de la institución.

En la audiencia, se conoció el testimonio de cuatro de las niñas reclutadas,
logrando de un juez cobijara con medida de aseguramiento a estos sujetos, por
los delitos de tortura, trata de personas e inducción a la prostitución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here