El hecho ocurrió durante una fiesta en el Cesar.

La Procuraduría General de la Nación confirmó que el capitán de la Policía, Eduardo Andrés Merchán Prieto, será destituido e inhabilitado por un periodo de 14 años y un mes, luego de que se comprobara que obligó a una teniente a tener relaciones sexuales con él.

El informe del Ministerio Público detalla lo siguiente: «los hallazgos clínicos encontrados al realizar el examen médico legal y el análisis de las lesiones encontradas a la teniente afectada, que fueron detallados en el informe pericial de clínica forense, demostraron que hubo oposición de la víctima en la relación sexual ocurrida el 24 de noviembre de 2018 en el comando regional del Cesar».

El fallo en segunda instancia calificó la actitud del capitán como gravísima a título de dolo por lo cual no solamente se destituyó de su cargo sino que se inhabilitó para ejercer cargos públicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here