Se evidenció que ninguno de los dos equipos tiene el nivel para ganar nada en Europa

 

El Real Madrid ganó 3-1 en el campo del Barcelona, este sábado en el Clásico de la 7ª jornada de LaLiga, para calmar la ansiedad con la que llegaba a este encuentro, en un Camp Nou vacío por la pandemia del Covid-19 .

El uruguayo Fede Valverde abrió el marcador aprovechando un pase en profundidad (5) y poco después Ansu Fati igualó de remate a bocajarro (8). Sergio Ramos hizo de penal el 2-1 (63) y Modric rubricó prácticamente a puerta vacía (90) el 3-1 definitivo.

¡Al City se le escapa la Premier! Empató con el West Ham

La victoria da un respiro al Real Madrid, que llegaba al encuentro presionado por sus dos últimas derrotas consecutivas contra el Cádiz en Liga (1-0) y contra el Shakhtar Donetsk en Champions (3-2).

En la clasificación de LaLiga, el Real Madrid se pone líder provisional, con dos puntos de ventaja sobre la Real Sociedad (2ª) y el Villarreal (3º), que juegan el domingo contra Huesca (16º) y Cádiz (6º), respectivamente.

El equipo merengue, tras la apatía mostrada en su dos últimos encuentros, aplicó intensidad a su juego y a los cinco minutos, Valverde aprovechaba un pase en profundidad de Karim Benzema para poner el 1-0 de disparo cruzado.

La alegría merengue duró poco porque apenas tres minutos después, Jordi Alba rompía por la izquierda para poner un balón que remató Ansu Fati para hacer el 1-1 (8).

El delantero azulgrana se convertía así a sus 17 años en el goleador más joven en un Clásico, superando las plusmarcas de Roger García y Raúl González, que habían anotado con 18 años.

Con un Barça muy sólido por dentro, el Real Madrid intentaba hacer daño por las bandas con las llegadas de Marco Asensio y Vinicius.

Tras el descanso, el equipo azulgrana apretaba, pero entonces Clément Lenglet agarró a Ramos de la camiseta en el área. El árbitro sancionó con penal tras revisar el videoarbitraje.

El capitán blanco no falló desde los once metros. para volver a adelantar a los blancos (63).

El técnico Ronald Koeman trató de dar más mordiente a su equipo con la entrada de una tacada de Ousmane Dembélé, Antoine Griezmann, que había visto el inicio del encuentro desde el banquillo, y Francisco Trincao, por Fati, Busquets y Pedri (81).

Pero lo que llegaría sería el tercero marcado por Luka Modric, prácticamente a puerta vacía (90).

Con información de la AFP

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here