Durante el mes de octubre empieza a consolidarse la segunda temporada de lluvias, de acuerdo con lo informado por la Corporación Autónoma Regional.

Según los pronósticos más recientes del IDEAM, para este mes se estiman lluvias por encima de lo normal en gran parte del territorio nacional, entre ellos los departamentos de Cundinamarca y Boyacá.

La entidad señaló que, “existe una probabilidad del 50 % de que las precipitaciones se presenten por encima de lo normal, es decir, valores de precipitación por encima del 60 % en amplios sectores de la región Caribe, norte-centro de la región Andina y norte de la región Pacífica”.

Ante este pronóstico, la CAR hace un llamado a todos los habitantes del Territorio a estar alertas y tomar precauciones para prevenir afectaciones a causa de la lluvia.

Sin embargo, la Corporación destacó que en varias corrientes hídricas se han hecho trabajos de adecuación hidráulica, por lo cual están preparadas para afrontar la temporada de lluvias, pues se les ha adecuado para que tengan buena capacidad de almacenamiento y transporte de las crecientes, en caso de que se lleguen a presentar.

Desde ya se ha iniciado un seguimiento intenso mediante los sistemas automáticos de monitoreo con información en tiempo real, con la colaboración de observadores o vigías, así como la comunicación con las Unidades de Gestión del Riesgo (municipal, departamental y distrital).

De otra parte, frente al estado de los embalses, la CAR destaca que, según las reglas de operación establecidas ante este tipo de predicciones climáticas, estos deben estar, en lo posible, con niveles bajos; condición que se cumple actualmente.

La Corporación realizó las siguientes recomendaciones para tener en cuenta durante la temporada de lluvias: 

  • Revisar los planes del Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres con las entidades locales y regionales.
  • Revisar, actualizar y socializar los planes institucionales previstos por zonas.
  • Realizar brigadas de limpieza de canales o ríos que crucen cerca de las viviendas.
  • Monitorear riachuelos o canales cercanos para revisar si se registra cambio en los niveles, de ser así se debe notificar inmediatamente a los organismos de control.
  • No frecuentar ni bañarse en corrientes hídricas, especialmente las de alta montaña, ya que pueden presentarse crecientes súbitas.

La CAR reitera el llamado a la comunidad a dar aviso ante los organismos locales y/o nacionales, en caso de evidenciar alguna situación de riesgo.

Últimas noticias:

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here