El hecho ocurrió en medio de las manifestaciones que se viven en el municipio.

En el momento en que algunos guardas de seguridad realizaban su cambio habitual de turno fueron sorprendidos por ciudadanos que los despojaron de sus uniformes, informaciones iniciales aseguran que podrían ser utilizados para cometer actos de vandalismo en protestas.

Frente a este hecho se pronunció José Saavedra, presidente del gremio de las Empresas Colombianas de Seguridad, quien afirma que se rechaza todo acto de violencia a nivel nacional.

“Nuestro personal de vigilantes, supervisores, escoltas, operadores de medios tecnológicos y manejadores caninos, iniciarán los registros de los daños que se pudiesen presentar en los puestos de vigilancia públicos y/o privados con el fin de entregar este material con el debido proceso de custodia a las entidades pertinentes para investigación y judicialización de los violentos que han desatado esta ola de destrucción”, aseguró Saavedra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here