Momento24 habló con dos veterinarias sobre la mejor forma de criar y educar a los felinos

 

Si te gustan los gatos y estás estudiando tener uno debes tener en cuenta varias cosas antes de tomar la decisión; ellos necesitan tiempo, espacio, diversión, autoridad, paciencia y mucho amor.

A diferencia de los perros, la autosuficiencia de los felinos es legendaria, pero es cuestión de crianza y educación que él se comporte como desees, que haga sus necesidades en su arenero, no aruñe los muebles y las cortinas, no muerda cuando se le va a dar cariño y no ataque a otros animales o amigos cuando vayan a la casa.

También tiene que tener en cuenta que los felinos, así como los seres humanos, son temperamentales y tienen personalidad; no todos los gatos son cariñosos, así como tampoco todos son malhumorados, cada uno tiene su estilo, sus detalles, su forma de ser, lo importante es irlo conociendo.

Los animales están más estresados que nunca y es nuestra culpa

La educación es muy importante a la hora de tener cualquier animal y con los gatos no es distinto, eso sí, no es un perro, no lo trates como tal, estás apunto de llevar a la casa a un rey o reina y él o ella se comportarán con tal ¡Él no es tu gato, tú eres su humano!

Según la veterinaria Mireya Benavides, dueña del consultorio MB Veterinaria en Bogotá, para criar un felino lo primero que se debe tener en cuenta es que es que «hay que tener un amor inmenso por los gatos, que le gusten mucho».

A esto se le suma que la persona que lo vaya a adquirir deberá tener «el espacio adecuado para tenerlos, un espacio amplio (…) que tenga los recursos para poderlos mantener y que no tenga convivencia con tantos animales, hay que evitar el hacinamiento, he visto que ahora hay muchos animales en las casas y eso no es bueno».

¿Chupacabras? Misteriosa muerte de animales en Chile preocupa a las autoridades

También agregó que «por último pero no menos importante: el tiempo para dedicarles, ellos en un comienzo hay que dedicarla tiempo, no como a un perrito, pero igual hay que dedicarle tiempo».

¿Cuáles son los mejores gatos para adoptar?

Según esta veterinaria que tiene más de 27 años de experiencia y atiende en la Carrera 113 #73A-19, los mejores gatos para adquirir si vivimos en un apartamento son «los mestizos, los criollitos, porque son los que se estresan menos«.

«Y una hembrita, son mejores, son más nobles. Los machos suelen ser muy territoriales, rasguñan, muerden y se enojan de un momento a otro«, explicó.

Asimismo dijo que «cuando se tiene niños es mejor una hembrita, es más noble más cariñosa. He tenido casos de niños que terminan con los bracitos rasguñados porque el gatico se enoja muy rápido, de un momento a otro, por eso yo recomiendo que sean hembritas (…) no quiero estigmatizar a los machos, pero yo recomiendo que si van a tener un gatico, que sean hembras».

¿Y si tengo un perro en casa?

A la hora de tener perros y gatos en casa hay que tomar en cuenta ciertos detalles que harán llevar o no la convivencia en paz. La veterinaria Benavides explica que «la convivencia es fantástica cuando la aproximación se hace adecuadamente«, es decir, no hay que obligarlos a ninguno de los dos a olerse, acariciarse ni jugar en las primeras de cambio, ellos lo harán a su ritmo, a su manera y cuando se tengan la confianza necesaria para acercarse.

Prohíben venta de animales vivos en Plazas de Mercado de Bogotá

También hay que tener en cuenta, dice la doctora, que cuando un gato es viejo y de un momento a otro le presentan a un perrito joven como nuevo miembro de la familia, «no lo va a tolerar», por otro lado, si el perro es viejo y el gato muy joven, «es fenomenal», el perro lo va a aceptar.

Apuntó además que la combinación de sexos es lo mejor, «si uno combina un machito con una hembrita la convivencia es mejor (…) un gatito con una perrita o una gatita con un perrito».

Dato importante: «Los gatos en las primeras 14 semanas de vida tienen que tener contacto con humanos, porque si no serán agresivos toda su vida».

Para criar a un gato en casa «el trato y la educación son esenciales. Como son muy pequeñitos la gente suele ser muy permisiva, pero hay que educarlos bien (…) El temperamento del propietario es definitivo con el animal, el comportamiento de la persona se refleja en su animal.

El arenero

Pregunta típica: ¿Por qué mi gato dejó de hacer sus necesidades en el arenero? «Eso esta muy ligado a enfermedades urinarias», por lo que debes acudir al veterinario de inmediato. Si no es esto, también ocurre «cuando hay cambios en la casa, como que se va una persona del hogar o se cambian los muebles (…) pero pasará».

5 animales en riesgo de extinguirse en este 2021

Según la veterinaria Mónica García para educar a un gatito en casa desde que es un cachorro «se deben comprar cositas para que se sienta a gusto, cositas como un poste para rasgar, jugueticos que pueda morder, tirar y rodar sin lastimarse y claro, su arenero. Su arenero es muy importante, ellos tienden a hacer pupú y pipí ahí por instinto pero cuando están cachorritos podrían tardar un poco en hacerlo«.

«Si el dueño ve que el gatito no está haciendo donde debe, la mejor manera de que entienda es tomarlo con cuidado, cariño pero con mucha decisión y ponerlo en la casa de arena cuando veas que está por hacer o cuando ya hizo para que entienda, él (o ella) lo irá comprendiendo«, apunta García.

La ‘doctora de animales’ indica que sería muy bueno llevarlo al arenero desde el primer día que esté en la casa para que se vaya adaptando, pero «lo que no hay que hacer es regañarlo y lanzarlo en la arena, no, eso lo traumará y ahí no tendrás un animal que quiera hacer sus necesidades en el arenero, todo lo contrario, lo traumarás».

Por esta razón los animales marinos no pueden dejar de comer plástico

Dato importante: «Eso sí, el arenero siempre tiene que estar muy limpio, impecable; si ellos detectan malos olores, que la caca de ayer sigue ahí o el pipí, llegará un punto que no querrá ni tocar la arena».

¿Por qué muerde?

Los gatos muerden por lo mismo que cualquier otro animal; puede ser porque piensan que es un juego, por aburrimiento, molestia, estrés y hasta porque le provocó, tus dedos le lucieron provocativos en ese momento.

Aunque no pareciera la mordida de los gatos puede llegar a ser molesta y a veces hasta peligrosa si llegan a hacerlo cerca de alguna vena o arteria, ya que aunque la mordida no es tan fuerte, sus dientes puntiagudos son el problema

Para evitar que hagan esto hay primero que determinar por qué lo está haciendo. Si es porque está jugando o porque está aburrido, hay que ofrecerles una alternativa. «Siempre ten un juguete a la mano (…) juega con el juguete, muéstraselo y llegará un punto que te lo quitará y jugará con él«, explicó la veterinaria García.

¿Ritual satánico? decapitaron 30 animales en apartamento de Bogotá

Una muy buena opción son los juguetes blandos que no se desmoronen ni se dañen con su mordida, verá que es mejor y más divertido.

Ahora, ¿y si es por rabia o estrés? Detecta qué lo está afectando, quizá una discusión con tu pareja o le están invadiendo su privacidad. Al detectar esto hay que dejar de hacerlo de inmediato, tomar al gato con mucho cuidado, mirarlo a los ojos y decirle que no firmemente. «No hace falta gritarle ni pegarle pero sí hablarle firme», dice la doctora.

Más de 50 animales silvestres vuelven a la libertad en Cundinamarca

Vamos como 20 consejos para criar a un gato paso a paso:

  1. No lo separes de la madre en los primeros tres meses, ella le enseñará a usar su instinto, la bañará, lo alimentará y le enseñará a portarse bien.
  2. Intenta no separarlo de sus hermanitos y hermanitas en sus primeros meses de vida; con ellos conocerá el mundo, jugará, aprenderá a usar su excelente visión, su olfato, aprenderá a saltar, a defenderse y muchas otras cosas más.
  3. Si lo encontramos muy chiquito y abandonado, lo primero es ver si no está desnutrido; llévalo a un veterinario de inmediato y comienza con el plan de salud que él o ella te indique.
  4. Los gatos se llenan de lombrices constantemente, pero no hay que alarmarse, lo que hay que desparasitarlos cada tanto. Tu veterinario te lo hará saber.
  5. Hay que sacarle los gases. Si estás solo con tu gatito de días y lo estás alimentando con fórmula, se le deben sacar los gases, así como a un bebé humano.
  6. Algunos gatitos chiquitos suelen tener problemas para defecar, puedes estimularlo haciéndole muy cariñosos masajes en su barriguita para incentivarlo. Otra opción es mojar un pañito con agua tibia y pasárselo con mucha suavidad por el ano y los genitales.
  7. Una manera de saber cómo de salud está tu gatito es ver los excrementos, si notas algo extraño ve al veterinario.
  8. Cuando están muy chiquitos y hasta que tienen hasta tres semanas, los gatitos no controlan su temperatura corporal por eso se recomienda ponerlos siempre con su madre y hermanos, ahora, si esto no es una opción deberás usar mantas, calefacción, y si no hay otra opción, tu mismo cuerpo. El problema con esto último es que terminarán durmiendo en la cama por siempre.
  9. No lo alimentes nunca cuando esté frío. La comida le caerá mal, primer caliéntalo a él y ahora sí, a comer.
  10. Una vez se destetan ellos comienzan a tomar agua, haz todo lo posible porque el agua nunca esté turbia o contaminada, aún son muy frágiles, por lo que hay que tener mucho cuidado.
  11. Habla con él, juega con él, que interactúe con todos en la casa. Es la mejor manera para que se adapte.
  12. No dejes de vacunarlo. El plan de vacunas te lo dará el veterinario, no falles.
  13. El gatito necesita tu atención, sobre todo cuando está muy pequeño. Debes jugar con él todo el tiempo que puedas.
  14. Si necesitamos presentarlo con el otro animal de la familia la mejor opción es tomarlos a ambos en brazos e irlos acercando poco a poco. No los lances uno contra el otro, se odiarán al instante si haces eso. Una vez se huelen, ellos mismos con el tiempo irán interactuando.
  15. Cómprale juguetes para que muerda, que rueden, que suenen. Que deba usar sus sentidos, pero cuidado, los juguetes que se destrozan con facilidad o que son muy pequeños pueden causarte problemas: se los puede tragar.
  16. El hogar debe ser un entorno seguro. Una vez comienzan a crecer humearán en toda la casa. Debes ponerle reglas y decirle que no inmediatamente que entre o se suba a un lugar que no debe, pero la casa tiene que estar segura para que no se lastimen.
  17. El vínculo con el gato no será inmediato. Quizá tú lo sientas pero él o ella no. Recuerda que lo estás separando de su madre, de sus hermanos, le estás quitando su familia. Así que ve con calma.
  18. No bañes nunca a tu gato con agua fría, lo desteta, y si está muy pequeño lo podrías matar con las bajas temperaturas. Siempre el agua debe estar tibia y debes -con mucho cariño- irlo enseñando que el baño es parte fundamental de su vida.
  19. Péinalo con frecuencia. Ellos mudan mucho pelo, así que si no lo peinas tendrás la casa, tu ropa y tu cama llena de pelos de gato por todos lados, así que péinalos con mucha frecuencia y utiliza productos para disminuir la caída.
  20. Comprueba siempre que use sus sentidos. Ellos son muy observadores, así que podrás darte cuenta que observará toda la casa, ahí te podrás dar cuenta si sus ojitos lagrimean o si parpadea extraño. Que use el olfato; como están en casa y su visión es muy buena, suelen dejar ese sentido de lado, por lo que estimularlo estaría muy bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here