El evento conmemorativo se realizó en la ciudad de Kerman al sur de Irán.

Miles de personas se congregaron en la plaza Azadí de Kerman y sus alrededores para rendir homenaje a Soleimaní, quien murió el pasado viernes en un bombardeo de Estados Unidos en Bagdad, sin embargo, la situación se salió de control generando una estampida.

Por lo sucedido, el funeral del militar se pospuso aunque las autoridades no revelaron una fecha exacta. Las cifras de las personas afectadas fueron reveladas por el jefe del servicio nacional de emergencias iraní, Pir Hosein Kulivand, quien confirmó a muerte de 32 personas y 190 heridos.

Cabe resaltar que durante el funeral todas las personas congregadas pedían venganza contra Estados Unidos, tema que los más altos mandos de Irán consideran necesario en medio de la tensión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here