La noche de ayer, lunes, estudiantes de la Universidad Industrial de Santander (UIS) protestaron y denunciaron presuntas agresiones sexuales proferidas por algunos profesores en su casa de estudios.

Cantando arengas y en rechazo a lo sucedido, los alumnos tomaron el edificio administrativo de la UIS para exigirle al rector, Hernán Porras, el inmediato despido de un profesor por estar señalado de cometer acoso sexual.

En paralelo la universidad sufrió varios desmanes de algunos violentos que insisten en romper lo que encuentren para demostrar su inconformidad. Con grafitis, vidrios rotos y el auto del rector en franca ruina quedó la UIS al finalizar la manifestación.

El foco de la protesta

Al ver que la situación se podía salir de control, el personero de Bucaramanga, Rafael Picón, llegó al lugar para tratar de media con los manifestantes. Este señaló a la prensa que la movilización comenzó por la denuncia de al menos 30 estudiantes que habrían sido sometidas a agresiones sexuales en el último año de clases por algunos, varios, profesores de la UIS.

“Esta situación es preocupante y queda en evidencia, nos comunicamos con el rector de la UIS, Hernán Porras, porque las estudiantes exigían le presencia de él para que escuchara las denuncias sobre estos casos de acosos sexuales y se tomaran acciones de inmediato” indicó el Personero.

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here