El país está indignado por el maltrato al que fue sometido el canino y que ocasionó su muerte

Aquiles era un perro habitante de calle del corregimiento de Irra, municipio de Quinchía, Risaralda, fue encontrado tras sufrir de abuso sexual y fuertes golpes, lo cual ocasionó su fallecimiento el pasado 31 de octubre.

“A las siete y nueve minutos, Aquiles, nuestro guerrero invencible, dio en mis brazos su último suspiro. Empezó a empeorar rápidamente, y fue imperioso darle un descanso digno. El dolor que siento en mi corazón no lo había sentido antes”, explicó Valentina Guarín Patiño, de la Fundación Animal Estoy Contigo, que fue la encargada de rescatar al perro.

Aquiles no sobrevivió, pues no solo fue abusado sexualmente, lo que le ocasionó graves problemas de salud, sino que también su abusador lo golpeó fuertemente ocasionando que, si quedaba con vida, no pudiera volver a caminar.

En Bogotá se denuncian de 2 a 14 desapariciones diarias

Cabe mencionar que este no es el primer perro que han atendido en esta fundación por un caso de abuso sexual, según explicaron los animalistas, otra canina llegó al lugar tras sufrir una violación y aún no puede caminar bien.

“Alma fue abusada sexualmente por vía rectal en junio pasado en una mina de Irra. Según la única testigo, fue un minero. Este trabajador aplicó grasa alrededor del ano de la perrita, se puso un preservativo y de esta forma logró accederla”, explicó Guarín.

Más de 800 mil virus de animales podrían afectar a humanos

Asimismo, se confirmó que ya se interpuso una denuncia ante la Fiscalía para dar con el paradero de los responsables de estos violentos ataques a los perros de la zona y así evitar que se vuelva a cometer un acto de tal magnitud en contra de los animalitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here