El ente acusador asegura que tres directivos de importantes entidades del deporte recibieron 3.000 millones de pesos de forma irregular.

La Fiscalía General de la Nación adelanta una investigación en contra de Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana; Ramón Jesurún, presidente de la Federación Colombiana, y Álvaro González Alzate, que preside la Difútbol.

A los funcionarios mencionados se les acusa de participar en irregularidades en el contrato de boletería para los partidos de la Selección Colombia en el Mundial 2018, luego de la declaración de Jorge Enrique Perdómo, anterior presidente de la Dimayor, quien comprometió a los directivos en este hecho.

Ante lo cual la Federación emitió un comunicado negando la acusación: «cada vez que vuelve a aparecer este falso testimonio, se hace daño al fútbol en general y a las personas mencionadas en particular, sin que exista prueba ninguna en ese sentido ni tampoco ningún testimonio por parte de los investigados».

A continuación encuentra la denuncia penal realizada por la FCF:

FCF responde a las acusaciones de la Fiscalía por presuntos sobornos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here