El hombre de 52 años usaba ‘narcolanchas’ para transportar a los ilegales.

César Moya Beltrán, alias James, tenía una red de reclutación de migrantes ilegales provenientes de Camerún, República del Congo, Pakistán y otros países de Asía, a quienes los obligaban a transportar coca hasta Centroamérica y Estados Unidos.

El hombre que operaba desde el golfo de Urabá duró 6 años en este negocio debido a sus conexiones con el ‘clan del Golfo’ y por ser el padre de Cristian Moya, mediocampista del Atlético Nacional.

La solicitud de extradición se soporta en el expediente que la Corte del Distrito Sur de Florida, división de Tampa realizó donde además se confirma que el hombre pagaba 70 millones de pesos a los migrantes. El presidente Iván Duque firmó para que el hombre sea extraditado y pague por sus delitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here