El hecho se registró en la localidad de Suba.

Dos menores de edad murieron por el consumo de un medicamento que no fue el recetado por los médicos, debido a que una trabajadora de una droguería de Cruz Verde entregó a la madre de los niños Tramadol (analgésico usado para el dolor severo) en lugar de Albendazol (purgante).

Por este motivo, una fiscal adscrita a la Unidad de Vida de la Seccional de Bogotá de la Fiscalía General de la Nación inició una investigación para esclareser responsabilidades en la muerte de los dos menores de 7 y 10 años de edad.

Por otra parte, Cruz Verde emitió un comunicado asegurando que ya se tomaron los correctivos necesarios contra la auxiliar farmacéutica, con su despido inmediato y además agregaron que «Cruz Verde se ha puesto a disposición de todas las autoridades: INVIMA, Fiscalía General de la Nación, Secretaría de Salud ded Distritod, Superintendencia Nacional de Salud y Ministerio de Salud para colaborar de manera irrestricta con todas las investigaciones generadas por esta lamentable tragedia».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí