El hecho se registró en la localidad de Suba.

Dos menores de edad murieron por el consumo de un medicamento que no fue el recetado por los médicos, debido a que una trabajadora de una droguería de Cruz Verde entregó a la madre de los niños Tramadol (analgésico usado para el dolor severo) en lugar de Albendazol (purgante).

Por este motivo, una fiscal adscrita a la Unidad de Vida de la Seccional de Bogotá de la Fiscalía General de la Nación inició una investigación para esclareser responsabilidades en la muerte de los dos menores de 7 y 10 años de edad.

Por otra parte, Cruz Verde emitió un comunicado asegurando que ya se tomaron los correctivos necesarios contra la auxiliar farmacéutica, con su despido inmediato y además agregaron que «Cruz Verde se ha puesto a disposición de todas las autoridades: INVIMA, Fiscalía General de la Nación, Secretaría de Salud ded Distritod, Superintendencia Nacional de Salud y Ministerio de Salud para colaborar de manera irrestricta con todas las investigaciones generadas por esta lamentable tragedia».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here