Por: Observador24

Todos los deportes y en especial el fútbol están en crisis por el prolongado paro de actividades en cualquier evento que implique aglomeraciones. A falta de guerras y conflictos por la afortunada pacificación del mundo, a excepción de pequeños brotes belicistas de baja intensidad, son las confrontaciones deportivas como los olímpicos, mundiales y campeonatos generalizados las que se llevan la atención.

El fútbol en Colombia venía haciendo aguas con varios equipos al borde de la quiebra o en procesos de salvamento, otros corriendo pasivos y saltando matones para cumplir con los pagos y permanentes quejas, para así, mantener nóminas competitivas al nivel de otros campeonatos en el vecindario, como Argentina, México y Brasil. Con todo eso, los resultados son bastante malos para los nuestros cuando enfrentan campeonatos como la Libertadores.

Bien es sabido que la dirigencia del fútbol colombiano va de pelea en pelea: desviación de fondos, gastos injustificados, investigaciones y permanente ruido de corrupción en las entidades rectoras del popular juego de la pelota.

Problemas legales

Como sabemos, el anterior presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, está en Estados Unidos bajo arresto domiciliario por fraude y en la actualidad cursa una gran investigación de la Superintendencia de Sociedades sobre la actual dirigencia de la Federación por fraude en la venta de boletas para las eliminatorias del anterior Mundial.

Asimismo, son permanentes las muertes de aficionados por hinchas desadaptados y, por momentos, el fútbol parece más un mal ejemplo de todo lo que no debe ser la sana práctica del deporte como medio edificante para las nuevas generaciones.

Veamos, los dirigentes del fútbol se quejan porque la gente no va a los estadios, porque no hay dinero, porque no esta fácil cuadrar las cuentas en cada plantel.

No era fútbol, era fraude - Fernando Araujo Velez | Planeta de Libros
Recomendado: Libro que relata la lamentable historia del fútbol colombiano.

Tecnología para evitar desmanes

Como hincha y espectador del fútbol colombiano me pregunto por qué la dirigencia dijo que controlaría la entrada a los estadios con foto y huella para evitar los desmanes de hinchas desadaptados, recogieron un dinero por unos carnets que no se necesitan y no salieron con nada.

Es como si para entrar a Colombia por inmigración y a la hora de tomar las fotos y poner la huella en la entrada le entregaran un carnet, los dirigentes del fútbol no se han dado cuenta que eso ya no se usa y, lo peor, desaparecieron la plata de los carnets y no volvieron a decir nada, ¿cuántos muertos más necesitan para tomar acción?

Lo bueno del COVID-19

Escenario del fútbol en el país

Por otra parte, el espectáculo del fútbol en Colombia es un decálogo de mañas o, como dicen, es lo que hay: tirarse al suelo para hacer tiempo, fingir faltas, no jugar a tiempo, esconder el balón por jugadores y recogedores, discutirle al árbitro, insultar a los adversarios y mil trampas que se inventan, menos preocuparse por brindar un buen espectáculo a los hinchas del Estadio y los televidentes que pagan para disfrutar del juego. Se les olvida a todos los actores del mundo del fútbol en el país que están, el negocio del entretenimiento y si el show es malo la gente no vuelve o no paga por ver.

Que pereza ir al estadio para ver a dos equipos meterse en el fondo a defenderse con lo que tengan para no permitir goles y hacer todo menos jugar al fútbol, ir para adelante y competir; un equipo que actúa de esa manera debería perder puntos o si quiera que no existan para ninguno de los dos. Que pereza meterse dos horas al trancón de Bogotá, cuando podíamos hacerlo, pagar una boleta y entrar a ver 22 muchachos esgrimiendo toda la artillería de trampas para quedar cero a cero, señores ¡es hora de que haya desempate, unos penaltis o algo mas ajustado a un buen espectáculo! y acabar con las caras de aburrimiento generalizado de los espectadores a la salida del estadio diciendo ‘que partido tan malo, yo por acá no vuelvo’.

¿Qué hacer?

No debería China ser un ejemplo de nada, pero en algo nos dan una lección, a partir del 2020 los equipos allá no pueden pagar mas de 3 millones de euros anuales como salario a extranjeros y 1,3 millones para jugadores nacionales, bueno, ni hablar de los sueldos en la liga europea con montos de hasta 10 millones de dólares mensuales para Messi y unos cuantos mas con montos de US 3 millones al mes.

Si, claro, son deportistas profesionales que saben pegarle a un balón y hacen buenas gambetas pero, ¿no deberían ser mejor pagados y admirados que aquellos científicos y profesionales de la salud que salvan vidas? A propósito de virus y pandemias, ya es hora que el espiral de salarios astronómicos tenga un techo y exista un mejor destino de los recursos en los equipos del fútbol mundial y nacional, ahorros y excedentes que podrían tener mejor uso en divisiones menores, escuelas y fomento de sana disciplina.

En Colombia no tenemos sueldos tan altos como Europa, pero ya se ven salarios de 100 mil dólares mensuales que no se los gana ni el presidente de la República, los senadores o gerentes de una compañía grande en este país y, no propiamente, podemos decir que, aparte de meter goles, en algunos casos, sean el mejor ejemplo para las nuevas generaciones, ya es hora de regular y poner un techo por el bien de todo el engranaje del fútbol.

Pandemias de ayer y hoy

También, es una necesidad inaplazable que sea de obligatoriedad para todos los equipos tener un plan de formación para los jugadores que, al sufrir una lesión o retiro obligatorio y terminar su carrera de manera abrupta o a su pensión, tengan una profesión así sea de nivel medio, para empezar como tecnólogo, pero el afán por exprimir como puedan no les ha dado tiempo al Comité y la FCF  para pensar en cómo mejorar la calidad de su principal activo que son los trabajadores, sus jugadores y sus familias. Dirán que los entrenamientos no dan tiempo para eso, pero si fuera una obligación para todos los equipos no sería una ventaja para nadie y tendríamos mejores profesionales, deportistas y calidad humana.

Millonarios vs. Santa Fe se enfrentarán en octavos de final Copa ...
Foto: Santa Fe

La dirigencia del fútbol se preocupa demasiado por sacar dinero, revender boletas, hacer un nuevo canal que todos les dijeron resultaría muy costoso para el mercado colombiano; pero no se miran a si mismos, no se hacen un autoanálisis, autodiagnóstico, una encuesta con los aficionados a ver que consideran se debería mejorar, exceptuando la respuesta trillada de traer buenos jugadores.

El tema es al revés, como podemos hacer para tener los mejores, seguro que todos apoyan un circulo virtuoso de reglas claras, autorregulación, mejor espectáculo, hinchas mas cultos y solidarios, jugadores mas educados, mayor transparencia en las cuentas, periodistas menos vendidos a sus jefes, dueños de equipo más autocríticos, mejores escuelas para los nuevos jugadores, más formación a los jugadores profesionales, estadios seguros con registro digital en las entradas.

Estas y muchas otras ideas que harían del fútbol un mejor espectáculo, podrían salvar este deporte, un buen autoanálisis ayudaría bastante, pero me temo que seguirán en la rapiña por el pedacito de poder que manejan, o ¿ustedes qué opinan?

Artículo escrito con datos de:
El País de España: China deja de ser un retiro dorado para los futbolistas
Statista.com: Los futbolistas mejor pagados de La Liga en España 2019/2020

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here