Las autoridades intentan retomar el control de la zona, para habilitar el paso de los vehículos represados.

En la mañana de este jueves, varios hombres encapuchados y con armas obligaron a los conductores de tractomulas a bajarse de sus vehículos y pincharon las llantas para bloquear el paso.

Según información de las autoridades se trata de una retaliación por parte de los pimpineros, luego de que en un operativo oficial se decomisara gran cantidad de combustible de contrabando.

A esta hora, las tropas del Batallón Santander de la Trigésima Brigada junto con la Policía de Tránsito se encuentran sobre la vía OcañaCúcuta, a la altura del sector La Ermita para retornar movilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí