Los trabajadores se manifestaron alegando que sus condiciones laborales son injustas

Los domiciliarios de Rappi realizaron una huelga en la capital del país para exigir garantías en sus trabajos, pues aseguran que las reglas del juego han sido modificadas y ahora sus sueldos se han visto afectados pese a que este ha sido uno de los sectores que ha continuado trabajando en días de cuarentena.

Hay cerca de 50.000 mensajeros, conocidos como Rappitenderos, que se dedican a entregar víveres y comida para llevar, entre otros servicios, en Colombia. Muchos son migrantes venezolanos que han huido de la crisis social y económica en sus países.

El 24 de agosto se evaluará si se retira la cuarentena en algunas localidades

Sin embargo, en los últimos meses los trabajadores se han mostrado en desacuerdo porque no cuentan ni siquiera con un sistema de salud ni condiciones formales que les permitan obtener un salario digno para mantenerse.

En medio de la huelga se escuchaban cantos exigiendo “no más puntos”, los Rappitenderos esperan no terminar con un sistema de puntos que gobierna quién, cuándo y dónde la gente puede trabajar. Por lo cual, Rappi dijo a través de un comunicado que escucharía a Rappitenderos y destacó sus esfuerzos para protegerlos durante la pandemia.

No más cuarentena: El clamor de cientos de comerciantes

Los manifestantes dijeron que necesitaban ganar cientos de miles de puntos con las entregas para poder trabajar en zonas de alta demanda, aunque las entregas valen solo pocos puntos cada una.

Así transcurrió la huelga

Con información de Reuters

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here