De aprobarse el proyecto en el Congreso esta medida funcionaría desde el siguiente año.

El director de la Dian, José Andrés Romero, explicó que las comisiones económicas del Congreso de la República y el Ministerio de Hacienda incluyeron en el texto de la reforma tributaria un impuesto adicional a quienes realicen compras en línea.

«La gente está empezando a comprar todo por internet y resulta que las empresas que venden sus productos en esta plataforma no están pagando impuestos sobre la renta en Colombia, porque no tiene la residencia en el país, incluso la mercancía es movida a través de servicios de mensajería y el producto llega a la casa del consumidor», afirmó el funcionario.

El impuesto al consumo que se tiene previsto regular a partir del 2020 sería de un 4 por ciento, lo cual significaría una «nivelación de cargas para los comerciantes colombianos que son los que generan empleos, que pagan un local, que pagan impuesto sobre la renta en Colombia», puntualizó.

Del mismo modo, Romero entregó cifras de la representación de las transacciones electrónicas en el país afirmando que en este momento solo representan el 2 por ciento, sin embargo, con la tendencia al comercio en línea afirmó que podrían incrementar por lo cual el Gobierno colombiano debe tomar medidas desde ahora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí