Las protestas realizadas desde el 20 de octubre han dejado 32 muertos.

Tras cumplirse un mes de protestas en Bolivia, este jueves se presenta una nueva movilización masiva desde la ciudad El Alto hasta La Paz, capital boliviana, donde los manifestantes marcharon cargando los cuerpos en ataúdes de las más recientes víctimas fatales que dejó un operativo policial y militar en Senkata.

Para dispersar las movilizaciones de este jueves la Policía lanzó gases lacrimógenos antes de que los manifestantes lograran llegar al Palacio de Gobierno.

Ahora, el Gobierno interino debe convocar a «elecciones en el menor tiempo posible, con un nuevo tribunal electoral con hombres y mujeres confiables», aseguró el presidente de la comisión para los próximos comicios, el oficialista Oscar Ortiz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here