“Tuve una discusión con el Ejército y les advertí de que los Estados miembro y el Consejo de Seguridad podrían tomar medidas enormes y fuertes”

 

Ya son 38 las personas asesinadas este miércoles en protestas en pro de la democracia en Birmania a manos de las fuerzas de seguridad, que se mantienen atacando las marchas con munición de guerra para así intentar acabar con las pretensiones de libertad de la población.

Biden extiende decreto sobre el régimen de Maduro en Venezuela

La emisaria de las Naciones Unidas en Birmania, Christine Schraner Burgener, le exigió en las últimas horas tomar “medidas muy duras” para evitar que el genocida se concrete.

“Tuve una discusión con el Ejército y les advertí de que los Estados miembro y el Consejo de Seguridad podrían tomar medidas enormes y fuertes”, declaró en rueda de prensa.

Ataque a cuchillo en Suecia deja al menos 8 heridos

La emisaria de la ONU en Birmania apuntó también que la jornada de manifestaciones de este miércoles fue “la más sangrienta” registrada en ese país desde el golpe de Estado del 1 de febrero.

Así como pasó en Venezuela, una vez las bombas lacrimógenas y las balas de goma no fueron suficientes para contener a los manifestantes, el régimen que controla Birmania dio la orden de disparar a matar con armas de fuego.

13 estudiantes cayeron de un cuarto piso: 7 murieron

“Tenemos ahora más de 50 muertos desde el comienzo del golpe de Estado y múltiples heridos”, dijo la funcionaria desde Suiza, porque no se le permite entrar en Birmania.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here