El menor es acusado de blasfemia y se encuentra bajo custodia policial mientras se dicta su sentencia

 

Un niño de tan solo 8 años de edad orinó en la alfombra de una biblioteca donde se guardaban libros sagrados para los musulmanes, lo cual lo llevaría a ser condenado a la pena de muerte en Pakistán.

Gobernador de Nueva York renuncia tras 11 acusaciones de abuso sexual

Debido a esto, el menor permaneció una semana en la cárcel y aunque fue dejado en libertad, se encuentra bajo custodia de las autoridades mientras se define su sentencia.

Al parecer, el menor podría llegar a ser condenado a muerte debido a que se enfrenta a cargos de blasfemia, sin siquiera comprender de qué se trata su situación. “Todavía no comprende cuál fue su crimen y por qué lo mantuvieron en la cárcel durante una semana”, dijo un familiar a The Guardian.

A joven le prohíben subirse al bus por ir “muy escotada”

Los familiares temen a acciones en su contra, pues cuando el niño fue liberado, un grupo de musulmanes incendió un templo hindú. Diferentes organizaciones internacionales hacen llamados para evitar que el menor sea condenado.

Joven de 22 años mató a adolescente que se negó a tener sexo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here