Por fallas técnicas tuvo que aterrizar la aeronave en zona selvática y sobrevivió allí más de un mes

 

Antonio Sena, un piloto de 36 años de edad, logró sobrevivir a las adversidades de la selva en el Amazonas luego de que tuviera que aterrizar de emergencia tras partir del municipio de Alenquer, en el estado brasileño de Pará.

3.200 niños migrantes están detenidos en Estados Unidos

Al aterrizar alcanzó a sacar algunas de sus pertenencias antes de que la aeronave se prendiera en llamas debido a la falla que presentó, se quedó durante una semana cerca al avión esperando ser rescatado pero nunca lograron divisarlo los equipos de rescate.

En ese momento supo que debía intentar salir por su cuenta, una tarea arriesgada sabiendo que se trata de la selva más extensa de todo el mundo. Así que caminó y deambuló por ella consumiendo huevos de las aves y frutos tropicales.

EEUU otorgó un Estatus de Protección Temporal a venezolanos

Sobrevivió a las serpientes y cocodrilos que habitan la zona y en el día 36 encontró un grupo de recolectores de castañas que trabajaban en ese lugar y fueron ellos quienes dieron aviso a las autoridades.

El medio brasileño G1 confirmó que el piloto fue revisado por los médicos quienes diagnosticaron un cuadro de deshidratación, heridas leves y una baja considerable de peso, por lo que tuvo que ser trasladado a un centro asistencial, no sin antes encontrarse con su familia.

Nube en forma de cilindro generó pánico en Argentina

“Lo único que me mantuvo fuerte y me permitió salir con vida de esta situación fue el amor que tengo por mi familia, el deseo que tenía de volver a ver a mis padres y a mis hermanos”, indicó el piloto a los medios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here