Los organismo internacionales tienen una gran preocupación sobre el futuro su lucha contra las sustancias ilícitas, con la llegada al poder nuevamente de los Talibanes en Afganistán 

Como se ha conocido mundialmente, los Talibanes regresaron al poder de Afganistán, una de las mayores inquietudes que tiene la ONU, es el tráfico de de drogas, lo que da un gran porcentaje a la economía de este país.

AMLO insiste: España debe pedir perdón por la conquista

Afganistán es el productor de cerca del 80% del opio ilegal a nivel mundial, teniendo en segundo lugar el hachís y en tercer lugar la producción de metanfetaminas.

Después de que Estados Unidos retirará sus tropas de Afganistán, la ONU lanzó la alerta mundial de las consecuencias severas que esto traería consigo, una actividad que en 2020 un año afectado considerablemente por la pandemia, tuvo 389 millones de euros en las arcas talibanas.

Ya con el Gobierno y las fuerzas extranjeras fuera de Afganistán, los fundamentalistas islámicos retomaron el poder, los mismos que entre 1995 y 2001 impusieron un régimen de territorio inquisitorial.

Las cifras de años anteriores sobre la producción de opio son altas, pues se produjeron 6.400 de este producto al año.

Afganistán se encuentra en primer lugar como productor de hachís y metanfetamina, seguido de Marruecos.

Con la producción de estos productos se considera el mayor mercado de Asia, según los informes presentados por la UNODC, Naciones Unidas contra la Droga y el Delito y la junta de fiscalización de estupefacientes.

Por otro lado de encuentra España, que es catalogado como el principal productor de Morfina legal a nivel mundial, produciendo 114 toneladas al año, mientras que por otro lado esta Afganistán, quien es el mayor productor ilegal de heroína y otros opiáceos, los cuales se venden en los mercados negros.

Afganistán surte en gran cantidad los mercados europeos, de Asia, Oriente Medio y África, y en menor proporción los mercados Americanos y de Oceanía.

Según la UNODC, la pandemia influyó estos mercados, pues los meses claves en los que Afganistán realiza las cosechas son de marzo a junio, los cuales eran los más afectados por la pandemia.

Mas mujeres dedicadas al hogar, se dedican a cosechar estos cultivos ilícitos, lo que da a miles de familias afganas dinero para mantenerse.

Volcán en Hawái hizo entró erupción 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here