Estos pobres y golpeados caribeños llegan a la frontera con Estados Unidos principalmente desde Chile y Brasil

El enviado especial de Estados Unidos en Haití, Daniel Foote, renunció este jueves a su cargo, tras pasar dos meses en la isla. Esto lo hizo tras denunciar las deportaciones ordenadas desde la Casa Blanca a miles de ciudadanos haitianos que con sangre, sudor y lágrimas intentan pasar el Río Grande desde México.

Madre salva a su hijo de morir aplastado por muro de ladrillos

“No me asociaré con la decisión inhumana y contraproducente de Estados Unidos de deportar a miles de refugiados y migrantes ilegales haitianos a Haití”, dijo el diplomático norteamericano en su carta de renuncia.

Retrato de Haití

En su no tan extensa carta, dirigida al secretario de Estado, Antony Blinken, El ahora ex enviado a Haití describió a la isla como un lugar donde los diplomáticos norteamericanos “están confinados a instalaciones de seguridad gracias a los peligros que representan las bandas armadas que controlan la vida diaria”.

Acusado de violación deberá lavar la ropa de 2.000 mujeres por seis meses

“Sumida en la pobreza y rehén del terror”, esta población “simplemente no puede soportar el flujo forzado de miles de migrantes que regresan y que carecen de comida, refugio y dinero sin provocar una nueva e inevitable tragedia humana (…) más refugiados alimentarán aún más la desesperación y el crimen”, expresó Foote.

La renuncia de este funcionario ocurre solo luego que el Gobierno de Estados Unidos comenzara con una inclemente arremetida contra los migrantes haitianos que intentan entrar en ese país ilegalmente.

Una tragedia que se repite

Todo comenzó con las imágenes virales de policías migratorios de Texas sometiendo literalmente con látigos a indefensos migrantes con hijos muy pequeños en brazos y ahora -la semana pasada- con la deportaciones de cientos de ciudadanos haitianos a su nación.

Haití
Daniel Foote se pronunció en contra de la política migratoria de Estados Unidos.

Red de explotación sexual con víctimas colombianas fue desarticulada en España

Estos miles de haitianos que hoy se debaten entre la ‘miseria y la miseria’ forman parte de una mayor cantidad de migrantes agolpados desde hace varias semanas en ciudades fronterizas de México.

Estos pobres y golpeados caribeños llegan a la frontera con Estados Unidos principalmente desde Chile y Brasil, donde habían emigrado desde Haití luego del catastrófico terremoto de 2010 que dejó alrededor de 200.000 muertos en la isla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here